domingo, 22 de enero de 2017

El liderazgo en Latinoamérica

Interesado por conocer cuál es la situación del liderazgo en la región, tuve la oportunidad de tener una larga charla con dos promotores del liderazgo adaptativo que viajan por toda la región de Latinoamérica impulsando el desarrollo de una de las más modernas tendencias del liderazgo que han desarrollado en la Universidad de Harvard, ellos son Alberto Suárez Ledo y Gustavo Velásquez, de Cambridge International Consulting.

En la región pensamos de una manera distinta que en Canadá y Estados Unidos; en los países de Latinoamérica el liderazgo se vende como una visión autoritaria, caudillista, lo que ha ocasionado desde la óptica social que siempre se esté pidiendo que alguien nos venga a solucionar nuestros problemas, que un líder, más bien un caudillo, nos venga a salvar. Este modelo que nace en la conquista, es el modelo autoritario que se ha perpetuado en la cultura política, económica y social.

A consecuencia de esto, los líderes empresariales han respondido al mismo impulso, desarrollándose los cacicazgos empresariales y sus respectivos monopolios de alguna u otra manera con una gran dosis de autoritarismo y, por ende, para dar balance, socialmente se han generado salvadores sociales, que se han enfrentado a estas corrientes autoritarias. ¿Será por esto que en la historia de nuestros países existen hojas y hojas dedicadas a estos próceres y nuestras plazas están llenas de estatuas de todos estos líderes? En la región además hemos creado una cultura de idolatría a este tipo de liderazgo.

Desafortunadamente, como dice Suárez, bajo este esquema, en la región encontramos que el liderazgo está directamente relacionado con una autoridad forzada y ése se ha convertido en el camino fácil tanto para líderes como para la misma sociedad, el camino del autoritarismo es fácil para las sociedades, ellas veneran al que pega más gritos y los líderes se esfuerzan muy poco y no se preocupan por educarse.

Ahora, con la globalización y el desarrollo de la democracia se abrió el panorama, llegaron inversiones, hay que estar abiertos al mundo, llegan nuevas corrientes de pensamiento. La misma sociedad exige más y es tiempo de que políticos, empresarios y la misma sociedad viva y enfrente de una manera distinta los retos sociales, económicos y políticos en su comunidad; la única constante es el cambio, pero ¿cómo enfrentarlo, como influenciarlo o como liderarlo?

¿Con el mismo autoritarismo? Imposible, esto ya no se acepta tan fácilmente en la sociedad y menos en las nuevas generaciones. En el ámbito empresarial, el posicionamiento de liderazgo ha caído en las etiquetas y recetas fáciles: ser líder para ser exitoso, rico y visionario. Eso generará una posición, poder e influencia, que al fin de cuentas es la cara empresarial de esa carga autoritaria que venimos arrastrando en nuestras culturas. Y cabe decir que esta relación autoritarismo-poder, combinada con un bajísimo nivel de educación ética en nuestras culturas, es una fuerza que nos ha llevado por el mal camino de la corrupción en todas sus vertientes.

Esto ha llevado a que el liderazgo vendido en la región esté totalmente alejado del verdadero objetivo de un líder: enfrentar problemas, generar transformaciones, cambios y, todo esto, con una visión de permanencia en las personas involucradas.

El líder del futuro, dice Suárez, significa no tener la verdad, sino encontrarla en conjunto con los demás. Implica riesgo, convencimiento, construcción e influencia. Definitivamente no es un camino fácil y, para recorrerlo, no se cuenta con recetas.

Como vemos, estamos en el momento justo de quitarnos de encima esta carga negativa de las etiquetas del liderazgo que están basadas en la figura de un redentor. Para muestra, seguimos teniendo en la política los caudillos que hacen que la región no avance. Ahí vemos a Venezuela, Ecuador y ahora de nuevo Nicaragua con una pareja presidencial que no sabemos en qué va a acabar.

¿Será que éste es el autoritarismo por el cual los jóvenes no se sienten a gusto con el liderazgo? También es cierto que ante estas viejas prácticas, poco espacio se les ha dado a ellos, ya que a las viejas generaciones les da miedo soltar las decisiones.

* Estratega, innovador y experto en asuntos públicos. Parte de la Red Forbes.

Innovación: ¿Cómo explicar su idea o producto más rápido que un tuit?

Al contrario de lo que dice la creencia popular, vender no solo implica intercambiar bienes o servicios con recursos monetarios. Vender no es solo comerciar. Vender es una actividad en la cual nos vemos involucrados todos los días de forma consciente o no. Vender es mover personas y persuadirlas de hacer algo por nosotros.

Piense en cómo solicita favores o cómo solicitaba permisos. Piense en esa ayuda que necesita para que le den recepción a una factura o en ese último bocado de pizza que quiere para usted y no para los demás. Una de las tres competencias más importantes a la hora de vender es la claridad. Empleando conocidas técnicas de comunicación le puede ser más fácil explicar con más rapidez y efectividad esa idea emprendedora que tiene y quiere vender.

Metáforas

Hace muchos años, Aristóteles mencionaba en su Retórica que solo una metáfora tiene el poder para capturar y expresar lo nuevo. Emplear una metáfora es entender algo, en términos de algo distinto. Decir "el amor es una guerra” es entender parcialmente el lado conflictivo que tiene una relación. Pero decir "el amor es una danza” es también entender el amor, ahora en su lado colaborativo y armonioso.

De la misma forma, las metáforas pueden servirnos para dirigir la atención de nuestro target hacia aquel atributo que queremos resaltar. Por ejemplo, un banco puede destacar su atributo diferenciador de ser el único que atiende hasta las 21:00 con la conocida metáfora "el tiempo vale más que el dinero”.

Para identificar y/o crear una metáfora conveniente necesitamos dos elementos: el atributo que queremos resaltar (atención hasta tarde) y una premisa que sepamos comparte nuestro target (mi tiempo es valioso). ¿Puede identificar los atributos y premisas que se emplearon en los casos "el verdadero sabor de la amistad” y "obedece a tu sed”?

Contrastes

Emplear un contraste es explicar un atributo clave en términos de aquello que NO lo es. Contraste es diferencia. Y la diferencia ayuda a enfatizar la novedad. Una conocida marca de desodorantes emplea el contraste "potente contra el sudor, no contra tu piel”. Resalta la efectividad de su desodorante, sí, pero se diferencia de la creencia común que un desodorante potente es, por defecto, dañino para la piel.

¿La receta? Encuentre el atributo clave e identifique la creencia de la que se quiere desprender. Una conocida aplicación de taxis emplea "el chofer privado de todos” y un famoso banco emplea "el banco local del mundo”.

Mantras

Los mantras son conocidos principalmente en entornos religiosos y de meditación. En este caso, mantra refiere a expresiones cortas y memorables de un atributo. Pero como si fuera recitado. Una conocida aplicación de compra y venta emplea el mantra "otro lo tiene, otro lo quiere”; una consola de videojuegos se explica mediante el mantra "vive en tu mundo, juega en el nuestro” y una importante marca de productos dermatológicos emplea "ciencia visible en tu piel”. ¿Cómo expresaría su atributo clave en la forma de un mantra?

Preguntas

A diferencia de las técnicas anteriores, emplear una pregunta para explicar su idea implica involucrar a su target en la construcción de su posicionamiento. Para responder a su pregunta su audiencia tiene que reflexionar y participar activamente en el desarrollo del punto que quiere probar.

Una marca importada de chocolates emplea la pregunta "¿cómo te pones tú cuando tienes hambre?”. El chocolate de por sí no puede atender su estado de ánimo, pero la consecuencia de erradicar su hambre sí.

Hace unos años el fabricante de Windows empleaba la pregunta "¿hasta dónde quieres llegar hoy?”. Dicha compañía no podía trasladarte a ningún lado, pero la consecuencia de emplear su sistema operativo sí.

Un punto importante, si va a emplear esta técnica es asegurarse de poder garantizar ese atributo o beneficio clave que quiera resaltar. De otro modo puede causar una justificada suspicacia.

Una palabra

Según los padres fundadores de la agencia creativa Saatchi & Saatchi, la atención que pueden sostener las personas, especialmente aquellos menores de 32 años, está desapareciendo a ritmos acelerados. La única forma de llamar la atención, para ellos, es empujar la brevedad al límite. Por ello, debe encontrar la forma de expresar aquello que le defina en una sola palabra (no dos) y podrá, en palabras de Saatchi, "viajar más rápido al viajar más ligero”.

Y ahora, ¿qué?

Ya puede emplear esta paleta de opciones no solo para aterrizar con claridad esa idea que quiere emprender, sino para consolidar una visión común en su propio equipo. Después de todo, ¿puede asegurar que su empresa comparte un norte?

viernes, 20 de enero de 2017

Video Todo está listo para charla TEDx Plazuela Calleja


Las charlas TED, de difusión de ideas que cambian el mundo para bien, vuelven a Santa Cruz.

El evento denominado TEDx Plazuela Calleja, se desarrollará mañana a partir de las seis de la tarde en la Casa de Gobierno, donde podrán entrar 100 personas, seleccionadas a través de una convocatoria pasada, como dictan las reglas internacionales de TED.

Sin embargo, para que nadie 'se quede con las ganas', los organizadores habilitaron un espacio en la plaza 24 de Septiembre, donde se transmitirán las disertaciones en vivo.

Quiénes dan las charlas

Gabriela Molina,una de las organizadoras del evento, explicó que más de 200 personas aplicaron para participar como oradores y que, tras un riguroso proceso de selección, fueron elegidos 11 disertantes.

Te presentamos quiénes son:

Sergio Orías, director de Cineris

Eduardo Byon, barista y catador internacional, quien se presenta como “mitad humano, mitad grano de café”

Rodrigo Otero, CEO de Twiiti

Alvaro Bazán, tarijeño y director de las fundaciones Emprender y Coborse

Carolina Parada, médica especialista en diagnóstico por imágenes

David Ramiro Paz, ingeniero con 22 años en Incerpaz

Edmundo López, doctor en modelización y verificación de software

Fadrique Iglesias, atleta olímpico y gestor cultural

Annelissie Arrázola, fundadora de mensajería urbana en bicicleta BoxBike y gestora cultural

Mariana Sánchez, especialista en psicología bariátrica

Sebastián MacLean, golfista profesional, filántropo y cofundador de la Fundación Mauricio Ballivián.


Si quieres más información sobre el evento puedes entrar a su página web http://www.tedxplazuelacalleja.com/

jueves, 19 de enero de 2017

Chairo instantáneo, el sabor tradicional en cinco minutos

En un presente en el que el tiempo disponible para almorzar cada vez es más breve, las controvertidas sopas tipo ramen, que están listas en cinco minutos, se ganaron un espacio en la cotidianidad y no precisamente por sus propiedades nutritivas. A Kerlin Condori Paco se le ocurrió lograr que uno de los platos más tradicionales del occidente de Bolivia sea instantáneo.

El chairo instantáneo Inalkom es una propuesta pensada por Condori y desarrollada junto a María Nina Copa, ambas exalumnas de las Escuelas Gastronómicas Manq’a. Si bien la propuesta pudo quedarse en teoría, una feria les demostró que era un producto prometedor.

Ambas hicieron 40 preparaciones para una feria de emprendedores en la plaza del Bicentenario y no sólo vendieron cada chairo instantáneo, sino que la gente empezó a llamarlas para demandar el producto.

Copa, joven madre de 21 años, trabajaba como secretaria y era una asidua consumidora de las sopas instantáneas tipo ramen al no tener tiempo para almorzar. Por ello, cuando le tocó hacer una propuesta para graduarse como Técnico Básico en Gastronomía, plantear una alternativa instantánea fue una de las primeras ideas.

"Es una preparación que mantiene los carbohidratos, por supuesto en la cocción se pierden nutrientes, yo diría que hasta el un 80%. Sin embargo, nuestro chairo instantáneo no tiene aditivos químicos, conservantes ni colorantes artificiales y esa es nuestra fortaleza”, detalla Condori.

La preparación

El chairo es un plato que combina ingredientes andinos y otros que fueron introducidos por los españoles, tales como carne de res y de cordero.

Según el artículo Lo que tenemos que saber del Chairo (2008), escrito por el director de la Escuela de Hotelería y Turismo de Bolivia, Guillermo Irahola Mendizábal, la aparición del chairo data del siglo XVIII. "Lo más probable es que durante esa época y con motivo del primer y el segundo cerco de la ciudad de La Paz, el chairo haya tomado su carta de ciudadanía en esta querida ciudad”, reseñó.

En la actualidad existen varias presentaciones de laguas y sopas bolivianas precocidas. Sin embargo, ninguna de ellas está lista en cinco minutos. El tiempo y el sabor son, para las dos involucradas en el proyecto, los principales aportes que lograron después de alrededor de dos meses de intentos fallidos.

"Primero hacemos hervir el charque, hasta lograr que suelte todo su sabor y sal. En ese concentrado hacemos cocer las verduras, al final cuando están cocidas ponemos el chuño, el trigo, el mote y la papa”, explica Nina.

El resultado debe ser una preparación más espesa de lo normal, posteriormente se la vierte en un procesador. La mezcla se pone en un envase de silicona, se forma una especie de lámina delgada con el preparado y se lleva al horno durante alrededor de dos horas y media.

Esta preparación se convierte enuna especia de polvo, se ubica al fondo del envase y se añaden el charque, verduras, mote y demás ingredientes cocidos al vacío y deshidratados, lo único que falta es añadir agua, tapar y esperar cinco minutos antes de consumirlo.

El sabor logrado es muy agradable, fiel al chairo tradicional que se constituye en una parte fundamental en la gastronomía boliviana.

La necesidad de inversión

"Esta es una forma casera de hacerlo, nosotros no podemos producir en cantidad porque necesitaríamos un deshidratador para reemplazar, en algunas etapas, el uso del horno”, detalla Condori.

Cuando eran alumnas de Manq’a podían utilizar el horno e instrumentos de su cocina. Sin embargo, para que su emprendimiento arranque necesitan un inversor porque no cuentan con los recursos económicos que se requieren para ello.

Ambas expresan su deseo de continuar con sus estudios de gastronomía. "Lo que más queremos es tener una pequeña empresa porque la aceptación que ha tenido ha sido muy positiva, creemos en la idea, pero cuando no cuentas con los recursos es muy difícil sacarla adelante”, finaliza Condori.



Ingredientes de las sopas tipo ramen

Glutamato Una de las principales críticas a las sopas tipo ramen es que contienen glutamato monosódico, un ingrediente que potencia el sabor de la preparación. Este aditamento ha sido acusado de provocar padecimientos como el cáncer y el asma.
Sodio Otro ingrediente que se encuentra en las sopas instantáneas es el sodio. Cada sopa de vasito incluye 1,2 gramos, lo que representa la mitad de la cantidad diaria de lo que necesita consumir un ser humano al día, según representantes del Colegio Mexicano de Nutriólogos.



La Vaca Verde, inversión en alimentación saludable



Si de cuidados a la salud se trata, la microempresa La Vaca Verde, le trae algunas sugerencias de productos certificados como ecológicos, entre ellos sus yogures probióticos con fruta natural y sin conservantes, colorantes, saborizantes ni azúcares.

Este emprendimiento nació por el impulso de dos jóvenes empresarias, María y Elizabeth Flores, con el objetivo de presentar una opción saludable y ecológica en yogur, que además esté dirigido a diabéticos, celiacos y personas con problemas gastrointestinales, aprovechando los importantes beneficios de este alimento y su alto valor nutricional.

Comenzaron elaborando un yogurt bebible, que tuvo bastante aceptación por sus clientes, después presentaron una segunda opción de yogures frutados.

El éxito de estos productos hizo que las hermanas Flores ofrezcan cada tres meses una nueva variedad y que piensen en cómo mejorar sus recetas y aumentar algunas propiedades de los ingredientes para optimizar sus beneficios para quien las consuma.

En la actualidad, La Vaca Verde cuenta con por lo menos 18 variedades de yogur, entre ellos los tradiciones elaborados a base de leche fermentada combinados con frutas: naranja, durazno, mora, coco y mango; y los exóticos con chirimoya, copoazú, café, chocolate orgánico blanco o negro. Destacan por su rareza los yogures con combinaciones especiales: frutilla con remolacha, menta con limón, chocolate con vainilla, naranja con zanahoria, manzana con espinaca, durazno con zapallo, con chía y quinua, además del Yogurt Griego Premiun que lanzaron en 2014. Este yogurt es uno de los más cotizados debido a sus propiedades y usos, principalmente en la gastronomía.

María destacó que para La Vaca Verde es una constante la búsqueda por mejorar la elaboración de sus productos a diferencia de otras empresas. “Al principio trabajábamos con dos bacterias, la mayoría de los yogures sólo llevan dos tipos, ahora trabajamos con más de cuatro bacterias, eso lo hace más saludable porque son bacterias que tenemos en el estómago y ayudan a regenerar la flora intestinal y asimilar mejor los alimentos, además refuerzan el sistema inmunológico”, destacó la emprendedora.

Flores agregó que la buena aceptación de sus productos por parte de los consumidores ha hecho que La Vaca Verde crezca y la marca se consolide en el mercado. Para atender la demanda creciente de sus productos, todos los integrantes de la familia ahora se incorporaron al proyecto y colaboraran en la preparación, el envasado, la distribución y venta de los yogures.

Actualmente, la empresa cuenta con seis puntos de distribución, entre ellos la feria ecológica del parque La Torre. Su tienda principal está en la calle Oquendo casi Venezuela.

María anticipó la preparación de un "producto sorpresa" para presentarlo en la Feria Internacional de Cochabamba (FIC) en abril próximo. Además, entre sus planes, está ingresar a los mercados de Santa Cruz y La Paz, donde tuvieron buena acogida.



MICROEMPRESA

La Vaca Verde nació en Cochabamba, sus fundadoras, María y Elizabeth Flores, decidieron cuidar la salud de su mamá Carlota, que sufría un problema gástrico. Para ello comenzaron a consumir los yogures de las diferentes marcas.

“Al leer sus propiedades nos dimos cuenta que no era la elaboración natural del yogurt y que no se podía aprovechar los beneficios que tenía, ante eso decidimos hacer nuestro propio yogurt probiótico”, cuenta María.

Así, en septiembre de 2012, nace la pequeña empresa y ese año participan de la feria ecológica en Tiquipaya.

María es ingeniera de alimentos y se especializó en este rubro, y junto a su hermana María Elizabeth, odontóloga de profesión, impulsó la creación de La Vaca Verde.

Debido al éxito de la empresa, la planta que al principio estaba instalada en su casa, se trasladó a la avenida Petrolera, a una infraestructura más amplia para tener mayor comodidad; sin embargo, ésta también quedó pequeña y están buscando un nuevo lugar.


El ‘t’ili’ Melendres moldea y pinta sonrisas con arcilla hace 50 años



13:30 / 16 de enero de 2017

Nació en cuna de arcilla y toda su infancia la vivió impregnada con el olor de la tierra mojada. Cinco décadas después, su talento, trabajo y convicción lo llevaron a ser el reconocido artesano que le pone una sonrisa a los famosos t’ilinchos.

Walter Melendres, quien nació en 1960 en el municipio de Jesús de Machaca, en la provincia Ingavi del departamento de La Paz, recuerda que desde muy chico vio a su papá y a su abuelo moldeando tejas, platos y cántaros de arcilla para ganarse la vida y para la casa que tenían en el campo.

“Los niños no teníamos juguetes”, así que “yo hacía burros, ovejitas y otros animalitos (de barro). A los 6 años ya era diestro y a los 12, profesional. Hacía en cantidades”, cuenta con orgullo el alfarero, hoy propietario de una empresa que en su mejor momento llegó a tener 40 trabajadores, la mayoría personas de escasos recursos que fueron capacitadas en los talleres de Cerámicas Walter.

MEZCLA. La materia prima proviene de dos municipios. Fotos: Pedro Laguna, La Razón

Melendres recuerda que sus progenitores no querían que él y sus siete hermanos menores se dediquen a trabajar la arcilla. “‘Tienen que ir a la escuela’, nos decían, pero igual poníamos al horno los juguetes”.

“A los 15 años, mi papá me enseñó a hacer cerámicas tiwanacotas” que “daban buena plata”. Por ese trabajo “éramos famosos en la comunidad”, afirma. Con conocimientos que le permitían ganarse el pan, el artesano dejó su hogar un año después con el sueño de convertirse en profesor, porque en Jesús de Machaca los maestros “se vestían y comían bien”, relata.

Pero su época de “joven libre” duró poco. En 1978, cuando volvió a su pueblo natal, se enteró de que sus padres habían fallecido, así que a sus 18 años tuvo que hacerse cargo de sus otros hermanos huérfanos.

Ante la situación y con las autoridades comunitarias queriendo definir su destino y el de su familia, Melendres decidió dejar el pueblo y probar suerte en La Paz, donde sobrevivió elaborando artesanías. “La plata no alcanzaba”, lamenta. Así que para tener algunos pesos más el joven machaqueño tuvo que trabajar de albañil, lavador de autos, zafrero y panadero en Santa Cruz en pleno golpe de Estado de Luis García Meza (1980).

A los 21 años retornó a su comunidad y dejó a sus hermanos a cargo de los mandos originarios para “formar el carácter” haciendo el servicio militar. Luego volvió por ellos, pero no los encontró a todos, uno había fallecido. En esas circunstancias decidió, junto a su familia, continuar con el negocio de la cerámica en la sede de gobierno, para lo cual le ayudó mucho la venta postergada de algunos productos que le habían pedido durante su estadía en la capital cruceña.

INTERÉS. Melendres elabora ‘souvenirs’ para empresas.

Luego, más problemas tocaron a su puerta. “Otros comunarios se enteraron de lo que hacía y me hicieron la competencia”, resume.

Con el mercado de las cerámicas tradicionales copado, el alfarero se animó a hacer miniaturas, pero solo a sugerencia de María Elena Sanjinés, una amiga comerciante de artesanías. “Recordé lo que hacía en mi infancia. Le llevé lo que pidió y se mató de risa. Me dijo que (los muñequitos) eran ‘chistosos’, les colocó esmalte y los puso en una vitrina. Fue un éxito para ambos”, cuenta Melendres. “De 2 kilos de arcilla se hace un plato de Bs 30 o 200 miniaturas de Bs 1 cada una. Vendimos muy bien en 1984”.Los muñequitos, que se caracterizan por tener siempre una sonrisa en el rostro, representaban en principio al hombre, mujer o niño aymara, pero luego fueron adoptando las vestimentas de pueblos de otras regiones de Bolivia. “Cada uno tiene que robarle el corazón al cliente, decir ‘llévame’”, sostiene el alfarero.

Las figuras se hacen de una mezcla especial de arcillas que provienen de Jesús de Machaca y de Laja, lo que le da a la masa la calidad necesaria.

Fue Sanjinés quien los bautizó como t’ilinchos. “Vos eres bajito, ¿qué te llaman en aymara?”, preguntó la vendedora a Melendres, a lo que el artesano respondió: “T’ili (pequeño)”.

“Que sea t’ilincho” entonces, dijo.

DESARROLLO. 11 años después, en 1995, Melendres tuvo su primera experiencia con el mercado internacional, exhibiendo sus productos en una feria en Alemania. La aventura le causó pérdidas, porque aún no tenía el asesoramiento adecuado ni contaba con catálogo, tarjetas y fax.

La historia cambió el siguiente año, cuando acudió al mismo evento, pero esta vez preparado. Desde entonces llevó su oferta a Perú, Chile, Brasil, Colombia, Estados Unidos e Italia y su trabajo recibió varios premios de instituciones públicas y privadas. Hoy, el catálogo de su empresa muestra 600 tipos de artesanías, entre ellas t’ilinchos, iglesias tradicionales del país, vasijas, platos y otros.

TALLER. Una artesana pinta un nacimiento andino.

“En Europa los adornos son como la ropa, se cambian cada año”, expresa.

El alfarero comienza su labor a las cuatro de la mañana. “Nadie molesta, nadie llama y escucho música con un mate de coca”, dice Melendres mientras trabaja con la materia prima vistiendo un overol de color azul. Sus ocho trabajadores, entre ellos algunos de sus hermanos, llegan después. La mayor parte de sus exempleados abrieron su propio negocio.

Hoy, el “famoso Walter”, como le dicen en su pueblo, confía en que se concretará un negocio en Estados Unidos. En tanto, sigue formando jóvenes artesanos en su taller y sueña con “una universidad propia”.




Charlas TED vuelven a la región con 11 disertantes



Tecnología. Entretenimiento. Diseño. Esas tres palabras están conformando el mundo moderno y son las que dieron pie para crear, en 1984, las Charlas TED que tienen por objetivo difundir ideas que valen la pena.

Se trata de una plataforma de difusión de ideas de alto impacto que actualmente van más allá de la tecnología, el entretenimiento y el diseño que le dieron el nombre. También reúne a protagonistas del cambio, el desarrollo y la innovación para transmitir las ideas que están haciendo que el mundo sea un lugar mejor.

Desde entonces, y por todo el mundo, más de 200 millones de personas escucharon las charlas y hay por lo menos 500 que siguen dando vueltas en internet.

TED en Santa Cruz
No es la primera vez que esta plataforma llega a la ciudad de los anillos. La tercera versión, que se realizará el viernes 20 de enero, se llama TEDxPlazuelaCalleja y se realizará gracias a un grupo de jóvenes que quieren difundir las buenas experiencias sin ánimo de ganar un peso.

Gabriela Molina es la cabeza del equipo, integrado por seis jóvenes más, que organiza el evento. “Queremos representar el dinamismo que se refleja hoy en día en la sociedad boliviana, como parte integrada de un mundo globalizado y centrado en tres pilares fundamentales: el cambio, el desarrollo y la innovación”, cuenta Gabriela a EL DEBER y aclara que la única misión es esparcir ideas transformadoras.

El evento se desarrollará a partir de las cinco de la tarde en la Casa de Gobierno, donde podrán entrar 100 personas, seleccionadas a través de una convocatoria pasada, como dictan las reglas internacionales de TED.

Sin embargo, para que nadie 'se quede con las ganas', los organizadores habilitaron un espacio en la plaza 24 de Septiembre, donde se transmitirán las disertaciones en vivo.

Quiénes dan las charlas

Molina explicó que más de 200 personas aplicaron para participar como oradores y que, tras un riguroso proceso de selección, fueron elegidos 11 disertantes.

Te presentamos quienes son: Sergio Orías, director de Cineris; Eduardo Byon, barista y catador internacional, quien se presenta como “mitad humano, mitad grano de café”; Rodrigo Otero, CEO de Twiiti; Alvaro Bazán, tarijeño y director de las fundaciones Emprender y Coborse; Carolina Parada, médica especialista en diagnóstico por imágenes; David Ramiro Paz, ingeniero con 22 años en Incerpaz; Edmundo López, doctor en modelización y verificación de software; Fadrique Iglesias, atleta olímpico y gestor cultural; Annelissie Arrázola, fundadora de mensajería urbana en bicicleta BoxBike y gestora cultural; Mariana Sánchez, especialista en psicología bariátrica; y Sebastián MacLean, golfista profesional, filántropo y cofundador de la Fundación Mauricio Ballivián.
Si quieres más información sobre el evento puedes entrar a su página web http://www.tedxplazuelacalleja.com/