MYPES, PYMES y EMPRENDEDORES EN BOLIVIA

viernes, 3 de julio de 2015

Entregan la Casa de Artesanos en El Alto



La Alcaldía de El Alto entregó a los artesanos el edificio Jisk’a Qamaña Uta (Casa de Artesanos), obra que tiene 90% de avance físico. La secretaria municipal de Desarrollo Productivo, Ana María Crispín, señaló que la obra debió entregarse mucho antes, pero por razones de asentamientos en el muro perimetral de la entrada y la falta de los servicios de alcantarillado y agua potable no se lo hizo. “Aquí podrán desarrollar una serie de actividades, sobre todo de capacitación”, acotó.

La infraestructura se construyó con más de Bs 4 millones, cuenta con cuatro pisos, en los que se encuentran las salas de clases y los espacios de exposición para los productos realizados por los artesanos.

jueves, 2 de julio de 2015

Calvetty reivindica los aportes de la mujer en diversos ámbitos y la necesidad que tiene de ser empoderada; por ello crearon el Qh’atu de las Divas



¿Cómo se les ocurrió crear el Qh’atu de las Divas?

Existía la necesidad de tener un lugar dónde poder exponer y vender los productos que teníamos (Paola y yo), en lo particular me parecían muy novedosos. Investigando, fuimos conociendo mujeres que opinaban lo mismo respecto a su trabajo. A eso se adhirieron más motivos, como el generar recursos para elevar la autoestima, algo que como psicóloga me interesaba. Paola y yo trabajamos en ello y surgió la idea de empoderar a la mujer.

¿Por qué es importante empoderar a la mujer?

Considero que la mujer es el motor de la familia y, por tanto, de la sociedad. Existe el sentir de apoyarla en sus proyectos personales (que en muchos casos se basan en creaciones de sus manos), porque quiere aportar a la sociedad, la cultura, la educación y, en muchos casos, a la economía de su hogar con un emprendimiento propio. Abrir un espacio para lograr esos objetivos es apoyar su empoderamiento y esto, en muchos casos, fortalece la autoestima, que dicho sea de paso, ayuda a erradicar la violencia contra la mujer.

¿Cómo se han organizado para esta cuarta versión?

Parecen pocas, pero conlleva mucho esfuerzo y trabajo gestionar un espacio alternativo de exposición y venta. No solo se trata de esos dos o tres días donde el Qh’atu de las Divas se presenta. La organización toma como tres meses y más. Y encontrar el tiempo necesario entre el trabajo, los emprendimientos personales, la familia, amigos, recursos económicos, etc. Terminan siendo una proeza, sobre todo para Paola, que es prácticamente la fortaleza de este proyecto.

¿Cómo te las arreglas para preparar este evento y desarrollar tus tareas personales?

Cada una de nosotras, de forma natural, se aboca a diferentes tareas según el tiempo disponible de ambas y de la versión que vayamos a presentar.

Han estado en la Cinemateca, ¿cómo y dónde será esta vez?

Se trata de un hermoso jardín escondido en plena ciudad, que está en el hotel Boutique La Maison de la Bolivie, en la calle Hermanos Manchego/calle de la Felicidad.

Será los días 4 y 5 de julio, de 10.00 a 19.00.¿Cuál es la inspiración para esta versión? ¿Se nota en los productos? La inspiración de esta versión es el invierno, así que nuestras participantes tendrán productos específicos para esta época fría, desde sus miradas y sus particulares creaciones, además de la presentación de sus clásicos productos innovadores.PerfilSumaya Nara Calvetty Portillo es psicóloga. Ella organiza junto a Paola Morales el Qh’atu de las Divas. Uno de sus fines es apoyar y hacer visibles a personas que como ella tienen sensibilidad por la creación y el arte.Texto: Erika Ibargüen. Foto: Ignacio Prudencio.

El Qh’atu de las Divas, emprendimiento de Morales, abrirá el 4 y 5 de julio en La Maison de la Bolivie (c. de la Felicidad)

¿Cómo surge la idea de crear el Qh’atu de las Divas?
El Qh’atu de las Divas surge como una iniciativa para generar un espacio alternativo a fin de satisfacer nuestras propias necesidades como artesanas. La idea de poder ingresar al medio y tener un espacio propio nos resultó fascinante, la idea y el nombre surgieron rápido, y a medida que se fue consolidando empezamos a estructurar mejor los objetivos para conseguir que este emprendimiento sea a largo plazo.
¿El fin es recuperar la identidad?
Sí. Cuando nos constituimos en un colectivo de artistas y artesanas urbanas surgió la idea de mantener y recuperar nuestra identidad. Por eso, nuestro espacio es muy particular en relación a la estética, se torna colorido y rústico con chiwiñas de mercado (toldos), cajas de madera, canastas, bolsas tradicionales, saquillos, donde se acomodan los productos, generando un impacto visual emotivo hacia los visitantes que se involucran con nuestra divertida dinámica de interacción, como “¡Rebajame, pues, casera!”, el regateo, “¿y la yapa?” o “¡cuánto último!”.
Se trata de la cuarta versión, ¿cómo les fue en las anteriores?
Desde la primera versión tuvimos una aceptación buena, la curiosidad de  entender nuestra imagen y nuestro concepto hizo que nos visite bastante gente. Poco a poco nuestro espacio alternativo de compra y venta fue ganándose lugar en nuestro medio, primero en el ámbito local y desde la tercera versión con expectativas en el nacional.
¿Quiénes conforman el qh’atu?
Mujeres, artesanas, psicólogas y gestoras culturales que buscan aportar a nuestra sociedad con ambientes de exposición, de libre expresión, además de tener un objetivo psicosocial para generar espacios de sensibilización, información y formación respecto a temáticas de relevancia y preocupación social en relación a nuestro género.
¿Por qué crees que es importante trabajar en el empoderamiento?
Considero que el empoderamiento es vital en la vida de todas las personas. Es responsabilizarse de una misma, especialmente nosotras, las mujeres, puesto que aún seguimos siendo un sector vulnerable y en riesgo social. Todos y todas seguimos sumergidos en un discurso machista y de poder, entonces el poder crear independencia económica, libertad de decisiones personales y, sobre todo, espacios propios para desarrollar y fortalecer habilidades ayudan a mejorar la calidad de vida de las mujeres.
Sin embargo, también hay varones en este proyecto.
Si bien somos un colectivo de mujeres artistas y artesanas urbanas, uno de nuestros propósitos internos es el de no ser excluyentes, primero porque un buen número de nuestras artesanas trabajan con sus parejas (varones); segundo, porque nuestros artesanos hombres también hacen productos para uso de mujeres, y tercero, porque nuestra intención psicosocial a largo plazo es sensibilizar, tanto a hombres como a mujeres, es decir, que nuestro propósito también es crear diferentes espacios que no generen tensión y que más bien sean integradores.
¿Cómo definiría el objetivo del colectivo?
Uno de los principales objetivos es promocionar, fortalecer y visibilizar a mujeres artistas y artesanas urbanas. A la vez, pretendemos aportar a nuestra economía local y creativa para mejorar la industria artístico-cultural y qué mejor manera que fusionando nuestras tradiciones y costumbres.
Perfil
Paola Andrea Morales Camacho es psicóloga y trabaja con mujeres y niños, profundizando la forma de las relaciones en culturas suburbanas. Ella y Sumaya Calvetty Portillo crearon el Qh’atu de las Divas.

miércoles, 1 de julio de 2015

Video Hay gran demanda de recuerdos con el rostro del Papa

Video Lustrabotas inician nuevo emprendimiento: vender postales

lunes, 29 de junio de 2015

Video Artesanos elaboran diversidad de productos con la imagen del Papa

jueves, 25 de junio de 2015

Fondo beneficia a artesanas del país

El Gobierno benefició a más de 400 artesanas del país mediante el Fondo Concursable de Subvención, Incremento y Diversificación de a las Exportaciones.

El Fondo cuenta con un monto de tres millones de euros con apoyo de la Unión Europea (UE).

A la fecha, éste subvenciona a 30 proyectos de 217 que se presentaron a la convocatoria lanzada en la pasada gestión.

Entre los proyectos ganadores se destacan el “Hilando Vida” que busca la implementación de tecnología para el hilado manual con calidad de exportación, a través del cual se apoya a 400 artesanas de los departamentos de La Paz, Cochabamba, Oruro, Potosí y Tarija, para que mediante ruecas electrónicas produzcan hilo de alpaca, llama y oveja de alta calidad destinada al mercado externo.

El costo total del proyecto es de Bs 1,1 millones, de los cuales el 80% fueron apoyados por la UE a través del Programa de Apoyo a la Promoción del Crecimiento y la Diversificación de las Exportaciones (Proex) dependiente del Ministerio de Desarrollo Productivo y Economía Plural.

Ayer, la artesanas recibieron las primeras 50 ruecas electrónicas en la ciudad de La Paz.