MYPES, PYMES y EMPRENDEDORES EN BOLIVIA

miércoles, 10 de febrero de 2016

Mieles “Mi Abejita”, producción de Sucre que sale en un 90% al interior del país



La fábrica chuquisaqueña “Apicultura y Tecnología, Apitel Mi Abejita”, con una gama de productos a base de miel y propóleo, 100 por ciento naturales, comenzó a trabajar en la ciudad de Camargo en forma artesanal. Diez años después tuvo un crecimiento importante, se ha expandido a todo el país y es líder de ventas en varios departamentos.

“Me encanta Sucre, soy camargueño y chuquisaqueño a morir y confío en que se puede hacer empresa desde el corazón de Bolivia, que es Sucre”, dice su gerente propietario Wálter Martínez Rivera, quien sin embargo luego agrega: “muchas veces nadie es profeta en su propia tierra”.

Ocurre que del total de la producción de su empresa, el 10% se queda en Sucre y el restante 90% sale a todo el país. El liderazgo de Mi Abejita se consolidó primero en Cochabamba, luego Tarija, Santa Cruz y está entrando con fuerza este año a La Paz.

Los productos
Pastillas (en cuatro variedades), sachets (cinco variedades), jarabe, propóleo en gotas y propóleo en spray, son los productos que se fabrican en la calle Salvador Nro. 50, del barrio Libertadores, adonde llegó CAPITALES para ver en el lugar cómo trabajan los ocho empleados de planta bajo la supervisión del camargueño Martínez.

La industrialización es un largo proceso que comienza con la producción de miel en Camargo, Aiquile, Monteagudo y Tarija. “Producimos, compramos y trabajamos en sociedad para ayudar a la gente del campo: nosotros ponemos la inversión, ellos el terreno y vamos a 50 por ciento en la cosecha de la miel y de los derivados, como ser el propóleo”, explica el Gerente de Mi Abejita.

En Sucre, la fábrica cuenta con varias áreas: De producción de pastillas, de sacheteado, de máquinas (donde se encuentran las compresoras). También hay dos sectores de envasado: en una se le da forma al producto terminado de propóleo en gotas, al propóleo en spray “Propomenta” y al jarabe “Propomiel” (a base de miel, propóleo, eucalipto y Hedera elix, que es un expectorante natural). En la otra, se envasan pastillas a mano. Hasta fin de mes concluirá el proceso de automatización del embolsado.

Control sanitario
Esta fábrica está sometida a diferentes controles sanitarios y cuenta con un doble registro: del Sedes y de la Unidad de Medicamentos y Tecnología en Salud (Unimed), dependiente del Ministerio de Salud. Sus productos no contienen químicos, espesantes ni estirantes, aclara el Gerente propietario.

La miel y el propóleo son buenos para las úlceras, la tos, las inflamaciones de garganta, mal aliento, amígdalas, entre otros males. El jarabe suele ser indicado por los médicos contra los resfríos.

Martínez menciona dos contraindicaciones señaladas en la posología del propóleo: no apto para las personas embarazadas ni para los diabéticos.

Distribución y venta
Uno de los mayores orgullos de Martínez es el haber consolidado una red de distribución nacional. “Empezamos de manera artesanal en la propiedad de mi madre, en Camargo; luego nos fuimos extendiendo, tuvimos ofertas de cadenas, colocamos nuestras distribuidoras en los nueve departamentos. Ahora, hay subdistribuidoras en las provincias y ahí formamos una cadena productiva a nivel nacional”.

La cadena productiva de esta fábrica implica a productores, distribuidores y co-distribuidores, sobrepasando las 3.000 personas.

Un dato curioso es que Mi Abejita no tiene un área de almacenamiento. “Nosotros trabajamos al pedido que nos hacen”, aclara Martínez”, “para que salga un pedido fresco. Producto pedido, producto vendido”.

En estos meses, hasta mayo, trabajan a media máquina. En cambio en otoño e invierno la producción se duplica o incluso hasta se triplica.

Mensualmente, según la época del año, producen entre 50.000 y 200.000 pastillas, 20.000 a 50.000 propóleos, 100.000 a 200.000 jarabes, 25.000 a 50.000 sprays, 1.000 a 2.000 kilogramos de sachets de diferentes sabores.

Al tener un carácter preventivo para la salud, especialmente contra los resfríos y para mantener elevadas las defensas del organismo, los productos de Mi Abejita se comercializan solo en farmacias. Martínez destaca la confianza que recibió desde un principio, entre las más importantes de la ciudad, en San Agustín y San Cayetano. La gama completa de productos se encuentra en Farmarcop y en la Droguería Natural, en la plaza 25 de Mayo.

Los productos de la fábrica “Apitel Mi Abejita”
- Caramelos en cuatro variedades, entre las que destacan las infantiles y las de coca (a pedido). Todas llevan miel y propóleo. Cada bolsita, según el producto, contiene entre 12 a 15 unidades.
- Sachets en cinco variedades: 1) Miel, propóleo, wira wira y eucalipto. 2) Miel, propóleo, eucalipto y frutilla. 3) Miel, propóleo, eucalipto y naranja. 4) Miel, propóleo, wira wira y menta. 5) Miel, propóleo y coca, llamada “Cocamiel”. “Las de coca normalmente las hacemos a pedido”, aclara Wálter Martínez Rivera. Obtenemos el extracto de coca y utilizamos harina de coca.
- Jarabe expectorante “Propomiel”.
- Propóleo en gotas.
- Propóleo en spray “Propomenta”.

domingo, 7 de febrero de 2016

Microempresa cruceña crea productos ecológicos

Saborcruz transformó el achachairú o “beso de miel” en mermeladas Mi Sabor, que la población puede degustar durante todo el año. La microempresa espera que el gusto agridulce de la fruta cautive primero el paladar de los cruceños y después el de los cochabambinos y paceños.

La microempresa, creada hace tres años, elaboró este puré dulce tras mandar a analizar los componentes de la fruta en la Universidad Gabriel René Moreno, recordó Eligia Suvirana, representante legal y socia propietaria de la empresa. “La gente puede tener en sus hogares el sabor del achachairú todo el año, acompañando sus comidas dulces o saladas, porque este producto puede usarse en preparaciones gourmet” como salas para carne o jaleas , explicó.

Supermercados como Hipermaxi, Fidalga o Tía venden los productos que desde abril de 2015 elabora la microempresa todos los días en su planta ubicada en la avenida final Mutualista, Barrio Los Pinos, en la capital cruceña. El emprendimiento nació con una premisa, dar valor agregado a este alimento que abunda en la zona oriental del país y que tiene propiedades alimenticias altas.

El achachairú, que significa “beso de miel” en idioma guaraní, es un fruto anaranjado de dos semillas con la pulpa comestible, de color blanco, con un sabor agridulce. Crece en los árboles de las selvas amazónicas en Bolivia, aunque también se cultiva en huertos en las regiones tropicales, según un estudio del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE).

Actualmente, Saborcruz está por terminar el proceso de acopio de la fruta, que se cosecha cada año entre octubre y enero. “Estamos en el despulpado, ya que debemos tratar de reunir la mayor cantidad del producto durante estas fechas para poder abastecer a Santa Cruz y después a otros departamentos”, dijo Suvirana y destacó que, de acuerdo con estudios científicos, este alimento se puede conservar por mucho tiempo.

lunes, 1 de febrero de 2016

Saborcruz transforma el ‘beso de miel’ en mermelada



Saborcruz transformó el achachairú o “beso de miel” en mermeladas Mi Sabor, que la población puede degustar durante todo el año. La microempresa espera que el gusto agridulce de la fruta cautive primero el paladar de los cruceños y después el de los cochabambinos y paceños.

La microempresa, creada hace tres años, elaboró este puré dulce tras mandar a analizar los componentes de la fruta en la Universidad Gabriel René Moreno, recordó Eligia Suvirana, representante legal y socia propietaria de la empresa. “La gente puede tener en sus hogares el sabor del achachairú todo el año, acompañando sus comidas dulces o saladas, porque este producto puede usarse en preparaciones gourmet” como salas para carne o jaleas , explicó.

Supermercados como Hipermaxi, Fidalga o Tía venden los productos que desde abril de 2015 elabora la microempresa todos los días en su planta ubicada en la avenida final Mutualista, Barrio Los Pinos, en la capital cruceña. El emprendimiento nació con una premisa, dar valor agregado a este alimento que abunda en la zona oriental del país y que tiene propiedades alimenticias altas.

El achachairú, que significa “beso de miel” en idioma guaraní, es un fruto anaranjado de dos semillas con la pulpa comestible, de color blanco, con un sabor agridulce. Crece en los árboles de las selvas amazónicas en Bolivia, aunque también se cultiva en huertos en las regiones tropicales, según un estudio del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE).

Actualmente, Saborcruz está por terminar el proceso de acopio de la fruta, que se cosecha cada año entre octubre y enero. “Estamos en el despulpado, ya que debemos tratar de reunir la mayor cantidad del producto durante estas fechas para poder abastecer a Santa Cruz y después a otros departamentos”, dijo Suvirana y destacó que, de acuerdo con estudios científicos, este alimento se puede conservar por mucho tiempo.

Labor . “Usamos conservantes naturales. Nuestros productos no tienen químicos que puedan dañar la salud y cuentan por ello con registro sanitario y certificación del Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria (Senasag)”, sostuvo Mirko Mateff, el otro socio del emprendimiento.

La empresa acopia la materia prima en Santa Rosa del Sara (Santa Cruz ), lugar de origen de Mateff, quien indicó que con este trabajo Saborcruz da empleo a los productores de esa región, a quienes también da a conocer las propiedades y beneficios del consumo de esa fruta, que igual puede aprovecharse en la elaboración de jugos y helados, entre otros.

Además de tener propiedades cicatrizantes y altos niveles de vitamina C, el achachairú se mostró eficaz para combatir ciertos tipos de células cancerígenas en pruebas realizadas en laboratorio por científicos de la brasileña Universidad do Vale do Itajaí.

Mateff resaltó, asimismo, que la empresa analiza el uso de otros frutos que usualmente no tienen mucha cabida en el mercado, como el tamarindo, ideal para hacer frapes, jugos y salsas agridulces. “Tenemos potencial en las frutas exóticas que estamos desperdiciando en el país, porque no conocemos sus propiedades. Pero iremos investigando y produciendo (con ellas) para beneficio de los clientes”.

Entre los proyectos que la empresa impulsará este año está la elaboración de mermeladas de acerola y manga, además de la preparación de jugos y néctares de las frutas que al momento usan para sus conservas.

“En abril esperamos que (las nuevas mermeladas) ya estén en el mercado. En el caso del achachairú, esperamos exportarlos para éste o el siguiente año”, adelantó. Los interesados en adquirir estos productos pueden llamar al 72130001.

Exportación del fruto

Información

Según el IBCE, es difícil determinar con exactitud la cantidad y valor que Bolivia exporta de este producto, que no tiene un código arancelario específico.

Identidad

El código bajo el que este producto se exporta es “frutas secas”, de los que hasta noviembre de 2015 se vendió $us 3.800, principalmente a la Unión Europea.


martes, 26 de enero de 2016

Microempresas cierran por contrabando y competencia

¿Cuántas microempresas cierran cada año en Bolivia? ¿Cuántas producto de la imposición del doble aguinaldo? La cifra manejada durante un encuentro realizado recientemente en Santa Cruz por el presidente de la Confederación Nacional de la Micro y Pequeña Empresa (Conamype), Tito Gamarra, es de 15 mil.

El vocal de esta misma organización, Sinion Miranda, en entrevista con este medio, dijo que el 40 por ciento de sus 50 mil afiliados se vieron obligados a cerrar sus emprendimientos (20 mil).

El presidente de la Federación de Entidades Empresariales Privadas de Cochabamba (FEPC), Federico Diez de Medina, calculó la cifra en 15 mil, la mayoría (no dio número ni porcentaje) entre pequeños y medianos emprendimientos.

Según Miguel Ángel Figueroa, autor del libro Ecosistema Emprendedor Boliviano, el 80 por ciento de las microempresas en Bolivia son informales, lo que hace aún mucho más difícil contar con registro de ellas.

Sin embargo, según aclara Miranda, si bien se tiene el cálculo de 15 mil o 20 mil empresas que cierran muchas vuelven a abrir, pues sólo se trata de cierres estacionarios.

El diputado por el Movimiento Al Socialismo (MAS) y anterior ejecutivo de la Conamype, Víctor Ramirez, indicó que no se tienen registro de cierres definitivos de micro y pequeñas empresas, y que éstas, más bien, tienden a cerrar por períodos (en épocas bajas) o trabajar parcialmente. “Si tienen 10 máquinas paralizan cinco para evitar cierres definitivos y continúan trabajado al 50 por ciento de su capacidad”, explicó.

Según la Fundación para el Desarrollo Empresarial (Fundempresa), en 2015 se crearon oficialmente 14.685 empresas en todo el país, de las cuales 10.840 eran unipersonales. En total, actualmente existen en el país 218.586 empresas unipersonales.

Causales

Sin embargo, los entrevistados coinciden que así sean cierres parciales, se trata de una situación que urge medidas estructurales. Según Miranda, si bien el doble aguinaldo afectó a la economía de estos emprendimientos, la causas principales son el contrabando y la competencia desleal del mercado internacional. El ejemplo más representativo, el de la ropa usada o ropa importada de Perú y de países asiáticos.

Diez de Medina menciona las mismas causas, además de las políticas gubernamentales como el pago del doble aguinaldo y los incrementos salariales. Indicó que Santa Cruz fue uno de los departamentos más afectados en el rubro de alimentos y el agropecuario porque a diario ingresan al menos 100 camiones con productos de contrabando.

Miranda informó que el pasado 12 de enero su sector sostuvo una reunión con el presidente, Evo Morales, en la que se analizaron políticas de protección a la industria nacional.

Actualmente, se trabaja en cinco ejes temáticos para reactivar la producción nacional.

Las temáticas que figuran en esta agenda son la revisión del proyecto de ley de las Mypes (micro y pequeñas empresas), la emisión de un decreto supremo de protección a la producción nacional, revisión de un Decreto Supremo 181 de compras a favor de las Mypes, fondos de fomento para la importación de materia prima, importación de maquinaria con facilidades de pago.

La Conamype espera que durante esta gestión todos los temas alcancen solución y que con esa medida se duplique la cantidad de afiliados con los que actualmente cuenta.

Estudio

Según Miguel Ángel Figueroa, se identificaron cuatro debilidades en los emprendimientos bolivianos que deben ser atendidos desde diferentes niveles gubernamentales. El primero es el de los emprendimientos informales que llegan a ser el 80 a 90 por ciento del total de emprendimientos existentes.

El segundo, emprendimientos dinámicos que generan alrededor de 100 mil dólares en ventas anuales e incorporan mayor mano de obra. Según Figueroa son emprendimientos "que hay que fomentar y replicar".

El tercero son emprendimientos del área tecnológica a los que se debe colaborar con políticas de exportación de software y patentes.

El último tiene que ver con la sensibilización de la cultura transversal a todos los tipos de emprendimiento con el fin de promover mensajes de solución a diferentes problemas a través de diferentes productos.

Apuntes

• El pasado 21 de julio los textileros de esta ciudad marcharon exigiendo al Gobierno proteger la industria nacional a través del incremento del arancel, de 20 a 40 por ciento, a la ropa que se importa de Perú y China, además de hacer cumplir el Decreto Supremo 28761 que prohíbe el ingreso de prendas usadas al país.

El 21 de agosto marcharon rumbo a la ciudad de La Paz exigiendo que el Gobierno ejerza mayor control en las fronteras para evitar la internación de ropa usada. A la fecha, los mismos problemas siguen afligiendo al sector.



SE TRABAJA EN LA CÁMARA DE DIPUTADOS

Alistan 4 normas para favorecer a las Mypes en Bolivia

El proyecto para las micro y pequeñas empresas (Mypes), la norma para el fomento de las compras estatales y dos normas para erradicar el contrabando son tratadas actualmente en la Cámara de Diputados, informó el diputado del Movimiento Al Socialismo (MAS) y exejecutivo de la Confederación Nacional de la Micro y Pequeña Empresa (Conamype), Víctor Ramírez.

El diputado explicó que estos proyectos serán tratados hasta el primer trimestre de este año para que posteriormente sean analizadas por el nivel ejecutivo.

Respecto al proyecto de ley para el fomento a las Mypes, Ramírez indicó que casi se encuentra listo para ser transferido al ejecutivo y que actualmente se afinan algunos detalles con la Conamype.

Según Ramírez, la norma para promocionar la compra de productos nacionales pondrá fin a la falta de mercados para los productores nacionales y los emprendimientos.

"Estas normas van a permitir justamente luchar contra el contrabando, el fomento a la producción y la ley que normará la producción nacional", indicó.

Las cuatro normas son impulsadas desde la Comisión de Economía Plural y Productiva, afirmó Ramírez a tiempo de explicar que actualmente se realiza la elección del nuevo presidente de la comisión, por lo que el avance de las leyes está paralizado.

"Esperemos que hasta el primer trimestre se apruebe la ley de Mypes y otra ley que está ya en curso. Nuestro Gobierno está dispuesto a trabajar. Hay voluntad política y también la Conamype está trabajando", dijo.

Ramírez indicó que es muy probable que su persona asuma la presidencia de la comisión de Economía Plural y Productiva para acelerar estos proyectos.

Según Ramírez, una de las normas en contra del contrabando viene a complementar el Decreto Supremo 2861que prohíbe la importación de ropa usada al país.

Sin embargo, según el vocal de la Conamype, Sinion Miranda, los controles en las fronteras para evitar la internación de ropa usada son mínimos.

Miranda indicó que a nivel municipal no existen controles visibles y que el Control Operativo Aduanero (COA) no es muy eficiente en su trabajo.

Crecerán las Mypes

Se trata de un trabajo conjunto a la Conamype y la Cámara de Diputados para el beneficio de los pequeños productores haciendo frente a problemas como el contrabando y la internación de la ropa usada.

Con las nuevas leyes que serán analizadas por el Ministerio de Desarrollo Productivo, se promete el incremento de las micro y pequeñas empresas en Bolivia.



ANÁLISIS: MIGUEL ÁNGEL FIGUEROA

Articulando y Fortaleciendo el EEB para la generación de valor

Imaginémonos que hoy es 31 de diciembre de 2025, y existen aires de celebración en la población boliviana, los medios de comunicación cubren con mucha expectativa los resultados que se han logrado cumplir con las metas del Plan Estratégico de Emprendimiento e Innovación que se fijaron en Marzo de 2016.

Gracias a una política sistemática de largo plazo, la matriz productiva del país se diversificó en un 40 por ciento, migrando su base de recursos naturales a la generación de valor agregado basado en el conocimiento e intangibles. En sólo 10 años, Bolivia ha alcanzado cerca del 60 por ciento de su capacidad productiva en áreas de conocimiento; tiene bajos niveles de desempleo e índices de educación superior. Cochabamba es conocida como la ciudad innovadora.

La imaginación es asombrosa, pero la voluntad de acción es la fuerza que hace que los planes se ejecuten. Articular y fortalecer el Ecosistema de Emprendedor Boliviano (EEB) hoy. Es una tarea no sólo necesaria, sino crítica para comenzar a palpar los cambios del futuro y romper la esclerosis en la que están sometidos los impulsores del emprendimiento. En los últimos 18 meses, la Fundación Novus desarrolló un diagnóstico con 209 instituciones para identificar la situación del Ecosistema de Emprendimiento. Se identificaron cuatro áreas criticas: evolución de emprendimientos estáticos, fomento a emprendimientos dinámicos, potenciamiento de emprendimientos de base tecnológica y promoción de cultura emprendedora. Estas áreas ayudarán a formular estrategias para cubrir aspectos como ser: factores tecnológicos, que no se limitan a sectores de alta tecnología, sino que incluyen industrias y servicios tradicionales; formación de talentos con las competencias requeridas para responder a los retos del mercado; movilidad de talento (estudiantes, profesionales, e investigadores) mediante el establecimiento de alianzas estratégicas de encadenamientos de generación de valor; y entorno jurídico y reglamentario, que incluye la eficiencia para la generación de empresas, los derechos de propiedad intelectual y las patentes.

viernes, 22 de enero de 2016

Emprendedores tarijeños culminan diplomado de liderazgo

Más de 30 jóvenes emprendedores participaron desde el pasado fin de semana, de este diplomado impulsado en todo Latinoamérica, con el fin de tener nuevos liderazgos regionales, teniendo como resultado en Tarija un programa de fortalecimiento de valores.
Este diplomado fue impartido en Tarija a través de la Fundación Formamos Emprendedores y Líderes IDEA, la Comunidad Andina de Fomento CAF, el Banco de Desarrollo de América Latina y el Gobierno Municipal de Cercado a través de la Secretaría de Desarrollo Económico y Productivo.
La secretaria municipal de Desarrollo Económico Productivo, Roxana Romero Vaca, dijo que la finalidad del diplomado es impulsar el liderazgo en los participantes, de forma que puedan transformar la sociedad para ser líderes exitosos con una misión, visión y objetivos, bien delimitados para hacerlos realidad. “El diplomado es de gran ayuda e importancia para líderes, con el fin de generar proyectos con visión de desarrollo”.
Aseveró, que en el caso de Tarija, han elaborado un programa de fortalecimiento de valores para la prevención de consumo de alcohol en jóvenes adolescentes entre los 14 a 16 años de 4 unidades educativas de la ciudad, además fueron firmados convenios con instituciones ligadas a este tema para trabajar en el asunto.
Por otro lado explicó que está trabajando para fomentar la cultura emprendedora en los jóvenes del municipio en su tiempo libre, de manera que puedan trabajar en nuevos proyectos.

miércoles, 20 de enero de 2016

Se consideran sector postergado por el Gobierno: Microempresas llaman a votar por el NO

La Confederación Nacional de la Micro y Pequeña Empresa de Bolivia (Conamype) aseguró que en los diez años de gestión del actual Gobierno, la micro y pequeña industria quedó debilitada y mermada en el país por la falta de políticas en favor del sector, por lo que resolvieron decirle no a la reforma de la Constitución Política del Estado.

ARGUMENTOS

Un grupo de afiliados a esta organización llegaron a la plaza Murillo, para manifestar que harán campaña por el NO a la reforma constitucional que impulsa el MAS. “Por falta de políticas gubernamentales y porque no han aportado al sector productivo”, es una de las razones que citó el secretario de hacienda, Leonardo Chambi.

Durante esta década del gobierno de Evo Morales, “23 mil micropequeñas empresas se han cerrado”, comentó el dirigente.

COMPETENCIA

Asimismo, criticó que el Estado en vez de alentar a las empresas ya existentes, les hace competencia con otras empresas estatales como Enatex que termina absorbiendo el mercado interno.

“Estamos haciendo campaña a nivel nacional, las organizaciones están saliendo en todo el país llamando a votar por el NO”, manifestó Chambi, al insistir que otro factor en su contra es el ingreso sin control de productos chinos que provocan que cada vez el mercado para los microempresarios se reduzca.

PRODUCCIÓN

“El Gobierno no ha aportado al sector productivo, queremos saber a ¿qué empresa ayudó? que nos digan, no sabemos”, insistió el representante de Conamype.

MERCADOS

Observó que el Gobierno no haya abierto nuevos mercados de exportación de la producción nacional, para amplificar la producción de las micro y pequeñas empresas. “Enatex nos ha quitado mercado”, sostuvo.

lunes, 18 de enero de 2016

La carga impositiva puede reducir la oferta crediticia para la microempresa

José Sivilá. El Secretario Ejecutivo de la Asociación de Entidades Especializadas en Microfinanzas (Asofin) afirma que las nuevas normas tributarias emitidas por el Gobierno para el sector afectan más a las microfinancieras, debido a su modelo de negocios más enfocado en la cartera. “El 93% de los ingresos proviene de la actividad crediticia”, precisa el representante de las siete entidades especializadas en el sector en respuesta a un cuestionario enviado por La Razón.


— ¿Cuál es su percepción sobre el avance del mercado microfinanciero en la gestión pasada?

— Como en años anteriores, 2015 constituye una gestión en la cual las entidades asociadas a Asofin mostraron resultados positivos, en términos de crecimiento, solvencia, rentabilidad, calidad de activos y liquidez. No obstante, algunos de estos resultados son comparativamente menores a los registrados en años anteriores, previéndose que al 31 de diciembre la cartera de créditos —el activo más importante de las entidades del sector— creció en solo 11%, una tasa de expansión menor que la presentada en años anteriores. Respecto a los depósitos del público, existe similar tendencia. Se calcula que a diciembre de 2015 se verificará un crecimiento del 10%, luego de observarse tasas del 49,2% a diciembre de 2008, mientras que el índice de cartera en mora promedio de las entidades de la asociación continuará bajo con relación a otro tipo de financieras, 1,5% (...). Es importante agregar que en 2015 se consolidó la presencia de dos modelos de negocios en el mercado bancario, siendo el factor diferenciador de estos modelos la estructura de los ingresos. En los bancos asociados a Asofin, el 93% de los ingresos proviene de la actividad crediticia frente a solo el 62% en promedio en otros bancos. Esta diferencia lleva a que la normativa que se emite afecte de manera distinta a ambos tipos de entidades.

— ¿Cuál fue la contribución de las entidades de Asofin a la inclusión financiera en el país?

— En 2015, como en años anteriores, el sector ha contribuido y profundizado la inclusión financiera de grandes sectores de la economía, ya que se enfoca en los clientes de menores ingresos, quienes tradicionalmente tuvieron limitaciones de acceso a estos servicios. Los resultados pueden ser medidos a través de los siguientes datos: nuestros asociados atienden a 718.000 prestatarios, con un crédito promedio en ascenso de $us 6.233; cuentan con 3,5 millones de cuentas de ahorro (el 99% tiene saldo menor a $us 10.000); emplean a 11.900 trabajadores y tienen 586 agencias, 204 de las cuales están en el área rural. Estas cifras hacen que las microfinancieras representen el 55% del total de prestatarios del sistema financiero y el 22,2% del total de activos.

— ¿Qué impacto tuvo la fijación de tasas para las carteras productiva y de vivienda?

— Para nuestras entidades, los cupos de cartera y topes de tasas de interés para créditos al sector productivo tuvieron mayor efecto. Por un lado, debido a que nuestra actividad principal es la colocación de créditos, y por otro, porque las tasas reguladas se redujeron en mayor proporción en los segmentos de la micro y pequeña empresa —el mercado objetivo de nuestras entidades—, con una disminución de hasta 35% respecto a las tasas vigentes al momento de la aplicación de la norma. El efecto simultáneo de ambas medidas genera la necesidad de mejorar los niveles de eficiencia a través, por ejemplo, de la colocación de créditos de mayor monto, una medida que podría afectar a los clientes más pequeños y causar el estancamiento de los pequeños y medianos créditos, síntomas que ya se perciben en el sistema financiero boliviano (...). En 2015, adicionalmente, se han aplicado otro tipo de disposiciones, principalmente normativas, que encarecen los gastos administrativos y de operación, como la seguridad en las oficinas, filmaciones y cajeros automáticos. Pero es importante mencionar que por cada dólar que se suma al patrimonio (de una financiera), ya sea por la vía de utilidades o aportes de capital de los accionistas, las entidades del sector tienen la posibilidad de colocar $us 10 en créditos. Si se reduce el patrimonio, el efecto sería inverso.

— ¿Cuál puede ser el efecto de la presión tributaria para el sector microfinanciero?

— La eliminación del Impuesto a la Venta de Moneda Extranjera y su sustitución con el incremento del 12,5 al 22% de la alícuota adicional al Impuesto a las Utilidades de las Empresas generará mayor carga impositiva para las entidades de Asofin debido a nuestro modelo de negocio (...). Eso podría generar una disminución de la oferta crediticia, en especial para las microempresas.

— ¿Cuáles son las proyecciones que tiene para este año?

— Se prevé un menor ritmo de crecimiento, siendo las causas la obligatoriedad de cumplimiento de las metas de colocación de créditos al sector productivo y vivienda social, los topes de tasas de interés y el nuevo régimen impositivo aplicado al sector (...). Esos tres factores causaron ya el año pasado la caída de Bolivia del séptimo al octavo puesto en el ranking global de inclusión financiera (...). No obstante, estamos convencidos de que siempre se puede mejorar o corregir los desvíos generados por imprevistos, realizando ajustes de manera que se puedan alcanzar los objetivos.

Perfil

Nombre: José Antonio Sivilá Peñaranda

Profesión: Economista

Cargo: Secretario Ejecutivo de Asofin

22 años de vida profesional

Obtuvo su título en Economía en la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA) y realizó un posgrado en Métodos Estadísticos y Cuantitativos en la Investigación y una maestría en Administración y Dirección de Empresas. El experimentado docente y consultor nacional e internacional se especializó en finanzas, regulación bancaria, supervisión consolidada y gestión integral de riesgos con énfasis en entidades bancarias, desarrollo y microfinancieras y conglomerados y grupos financieros. Trabajó en Tanzania, Perú, Ecuador, El Salvador, Nicaragua, Costa Rica y República Dominicana. En Bolivia ejerció también cargos especializados en instituciones públicas y privadas.