MYPES, PYMES y EMPRENDEDORES EN BOLIVIA

viernes, 30 de enero de 2015

Cadepia abre hoy su tercera versión de la feria Expoclases

La Cámara Departamental de la Pequeña Industria y Artesanía de La Paz (Cadepia) abrirá, a partir de las 15.00 de esta tarde, la tercera versión de la Expoclases en instalaciones del Coliseo Cerrado Julio Borelli Viteritto de la calle México, en el centro de La Paz.
La actividad estará centrada en la venta de material educativo de primera calidad, prendas de vestir escolares y una serie de productos necesarios para que los niños y jóvenes acudan a las unidades educativas desde el lunes 2 de febrero.
Bryan Dávalos, oficial de negocios de Cadepia, informó que la actividad se realizará hasta el sábado 8 de febrero. “La Expoclases 2015 atenderá de lunes a viernes desde las 15.00 hasta las 22.00 y sábado y domingo desde las 10.00 hasta las 22.00”, dijo.
El representante señaló que entre los productos que se expenderán a bajo costo están guardapolvos, zapatos de calle y deportivos, mochilas, ropa deportiva, chompas e incluso alimentos, la mayoría confeccionada en Bolivia.
El ingreso a la actividad es totalmente gratuito, donde los asistentes también podrán disfrutar de un patio de comidas, shows artísticos, talleres, seminarios juegos, concursos y otras sorpresas para adultos y los niños que asistan.
Miguel Álvarez, vicepresidente de Cadepia y productor, dijo que entre las novedades de la feria están las etiquetas personalizadas con el nombre y la fotografía del niño o niña, para que la pegue en sus cuadernos o libros. “Estas etiquetas se entregan en 10 minutos”, dijo.
También se venderán cuadernos personalizados con tapa dura y hojas, con las fotos y el nombre de los alumnos.
Luis Camacho, miembro del Grupo Educativo Ideas, dijo que también se venderán juegos didácticos para ayudar a los alumnos de diferentes edades a resolver problemas de forma autonómica.

jueves, 29 de enero de 2015

Productos de Mypes se quedan en Tarija y sin apoyo tecnológico



Las Micro y Pequeñas Empresas (Mypes) de Tarija reconocieron que hasta la fecha los productos que ellos realizan han sido comercializados sólo en mercados de la región.

De acuerdo a los empresarios uno de sus principales obstáculos para que puedan vender sus productos a nivel nacional o internacional, es la falta de maquinaria moderna.
El presidente de la Asociación de Carpinteros 19 de Marzo, Vladimir Acuña, dijo que las principales causas por las cuales no pueden ampliar su mercado es que el sector aún utiliza maquinarias obsoletas.
También aseveró que con maquinaria moderna se lograría realizar cerca de 50 puertas por día, pero en cambio, con las que ya son antiguas y son aquellas con las que trabajan este sector, se puede hacer sólo una. Dijo además que otro obstáculo que tienen es la falta de mano de obra y capacitaciones.
“Algunas de las máquinas que tenemos son hechas en Tarija o en Cochabamba y que en su mayoría son hechas a nivel nacional, no son de fábricas así como las que vienen que son alemanas, que son más modernas y de tal motivo es que tampoco se puede competir con Santa Cruz u otros departamentos porque ellos tienen equipos de punta”, manifestó.
De esta manera dijo que los productos que realizan, en su mayoría, son vendidos en la región.
También señaló que sólo algunos socios y en pocas ocasiones pueden asistir a otros eventos fuera del departamento, tal como las ferias que se realizan en Santa Cruz.
Sin embargo, y pese a estas trabas, explicó que es mediante las diferentes ferias que se realizan en el departamento que consiguen vender sus trabajos. Esto debido a que la mayoría de los emprendedores no cuentan con una tienda para ofertar a la población tarijeña la variedad de sus productos.
“Cuando se realizan las ferias es una oportunidad para los socios porque aunque la población no compre los productos al momento, por lo menos pueden apreciar lo que hacemos y nos llegan a conocer y entablan contacto para cuando quieren que les realicemos algunos trabajos, nos llaman y es ahí cuando podemos vender lo que elaboramos”, explicó.
Asimismo, dijo que unos de los principales objetivos que quieren lograr es potencializarse en el mercado departamental, “hay algunos socios que pueden llevar sus productos fuera de la región pero en su mayoría todavía no pueden hacerlo”.
Sobre el tema, el presidente de la Federación de Micro y Pequeñas Empresas (Fedemype) de Tarija, Alex Mamani, dijo que los clientes que tienen son los que ya conocen sus trabajos. De esta manera, dijo que son ellos quienes los buscan para que se elaboren los productos que requieren.
Explicó que los pequeños empresarios no son como los grandes empresarios que exportan sus productos al interior o al exterior del país, debido a que el mercado que los Mypes tienen es informal.
“Para poder exportar primero tenemos que tener maquinaria de primera, materia prima y recursos humanos. Ahora no hay personas que quieran trabajar en el sector productivo porque quieren trabajos más livianos”, aseveró.
Más de 500 afiliados
El sector representa a 27 organizaciones afiliadas, referidas a las actividades de textiles, metal mecánica, artesanos, alimentos, productos en cuero y de transformación de la madera.
Aglutinan a cerca de 500 microempresas, estimándose que en todo el departamento sobrepasarían las dos mil organizaciones productivas.

Carpinteros aspiran al intercambio de productos

De acuerdo al presidente de la Asociación de Carpinteros 19 de Marzo, Vladimir Acuña, una forma de exportar sus productos es establecerse en el mercado en Tarija para posteriormente pensar en comercializar los productos al país vecino mediante relación empresarial.
“Se podría hablar con el Gobernador del departamento como el de Salta para que exista un intercambio de productos pero financiados por las gobernaciones”.

Construcción del CIP tiene 80% de avance

La construcción del primer Centro de Innovación Productiva (CIP) de la ciudad de El Alto, ubicado en la zona Tunari FAB del Distrito Municipal 4, cuenta con un 80 por ciento de avance físico.

El responsable de la Dirección de Desarrollo Productivo Artesanal del Municipio alteño, Sergio Choque, señaló que esta obra tiene una inversión de 1.471.498 de bolivianos.

“Tiene un gran progreso, los trabajos continúan con los retoques en los machones, instalación de servicios básicos y la obra fina”, afirmó la autoridad.

El terreno fue cedido por el Municipio y la Unión Europea a través de la administración de Pro-Bolivia, dependiente del Ministerio de Desarrollo Productivo y Economía Plural que también se encarga de los trabajos ejecutados.

La obra tiene un área 1.250 metros cuadrados, contempla dos bloques para el rubro textil y madera, contará con salas de teñido, oficinas, galpón y aulas de capacitación.

“La empresa Iteca, constructora encargada de la ejecución, tuvo una pequeña demora, pero los percances están siendo superados. En esta semana trabajaremos con la instalación de los servicios básicos que tuvo una retraso producto de la mejora en la avenida Hernani”, sostuvo la autoridad municipal.

La entrega está prevista para finales de febrero o principios de marzo, esta obra fue iniciada en la gestión municipal de Édgar Patana.

martes, 27 de enero de 2015

EcoSauna, la cabina portátil de salud en su patio

Victoriano Ríos Veizaga es carpintero y hace ocho años viajó a Chile con la esperanza de aprender más de la construcción de muebles en serie. No lo consiguió. En lugar de eso terminó formando parte de una empresa que llevaba a sus empleados de una ciudad a otra construyendo cabañas y cabinas prefabricadas, que incluían saunas seco y vapor.

Ya de vuelta en Bolivia, sus conocimientos no parecían servirle de mucho, pues aquí no hay empresas de saunas y tampoco parecía haber interés de la gente, pese a que el calor, la humedad y la transpiración son recomendables para aliviar las tensiones y eliminar grasas.

Un tiempo después, su esposa se lastimó una rodilla y entre las terapias clínicas que le recomendaron estaba curiosamente someter la zona lesionada a baños de vapor. Entonces Victoriano le construyó una cabina-sauna para que ella no necesitara salir de casa. Fue cuando alguna gente, entre los mismos médicos, comenzó a preguntarle si podría construirle una.

Entonces surgió la idea de innovar en este negocio, pero ya en grande, proyectando cabinas para más de una persona. Sin embargo, la gente quería “ver para creer” y él no tenía capital. Planteó a varios conocidos construirles una cabina gratis con la condición de que ellos pongan el material y le permitan mostrar el producto acabado a potenciales clientes.

Cuando finalmente vieron el resultado, comenzaron a llegar los pedidos. Así nacía EcoSauna, las cabinas prefabricadas, con madera de pino radiata y con un caldero de acero inoxidable, que se pueden instalar en cualquier parte del patio de la casa u oficina, e incluso transportarlo (completo o desarmado) si el cliente decide mudarse.

Cuenta Victoriano que el primer amigo al que había hecho la oferta y que no se había animado, al ver el producto entregado a otro cliente, se animó y aceptó poner el material a cambio de que se lo construya gratis, pero el emprendedor pudo darse el lujo de responderle que la oferta ya no estaba en pie. "No, doctor, la cabina cuesta ahora 10 mil bolivianos".
Empresa

A partir de allí, comenzó a instalar su pequeña empresa dedicándose casi de forma exclusiva a las cabinas, proveyéndose del material, contratando personal al que capacitó para trabajos específicos y probando con diseños y medidas. Los pedidos llegaron a tal punto que regularmente debe trabajar tres cabinas por mes. Incluso tiene pedidos de otros departamentos.

Con todo, por la novedad del producto, su componente de salud y ecología, y el empeño que el pequeño empresario puso en su trabajo para garantizar la calidad, el proyecto le valió ganarse un premio de capital semilla de 15 mil bolivianos en el concurso de EmprendeIdeas 2014 de la Sociedad Boliviana de Cemento (Soboce).

También ha participado de varias ferias y exposiciones mostrando la novedad de su producto y contando cada vez con más pedidos.

GARANTÍAS

La entrega es con la cabina funcionando

Para el trabajo, el emprendedor ofrece cabinas de madera de pino radiata, con caldero de acero inoxidable para garrafa de gas. Según explica, escogió el pino por el aroma agradable y terapéutico que despide esta madera. Además, se la refuerza con protectores líquidos contra termitas y posibles corrosiones por la humedad.

La puerta es de aluminio.

EcoSauna entrega la cabina “llave en mano”, y realiza una prueba de al menos tres horas. Garantiza una vida útil de 10 años. Una vez hecho el pedido, podría hacer la entrega en tres días, pero como tiene varios pedidos prefiere tener un margen de una semana.

Es que si al principio había poca demanda, ahora hay muchos pedidos. Calcula tres cabinas por mes, por lo que en estos tres años habría construido unas 150 cabinas.

Tiene pedidos en todas partes de Cochabamba e incluso en Oruro, Uncía y Tarija, pero estas solicitudes aumentan el costo por el viaje.



CABINAS

Tres medidas básicas y otros pedidos

EcoSauna tiene en oferta tres medidas básicas:

- La de 1,20 por 1,20 metros (todas tienen una altura de 2,10), ideal para dos personas, cuesta 1.200 dólares.

- La de 1,30 por 1,80 (para unas cuatro personas), cuesta 1.600 dólares.

- De 1,80 por 1,80 (seis personas), 2.000 dólares.

- También se ofrece la sauna individual a 500 dólares.

- Finalmente, el cliente puede solicitar saunas a pedido si necesita dimensiones especiales. En este caso, los precios varían según las exigencias. Algunos clientes piden incluso música ambiental, lo cual es posible, pero aumenta el costo por el precio del equipo.

- Para todos los casos, excepto medidas especiales, basta hacer la solicitud dejando una contraseña pequeña, por decir unos 100 dólares.

- Pedidos y consultas al celular 73612884, email ecosauna75@gmail.com o en Facebook, buscando su nombre Victoriano Ríos Veizaga.

lunes, 26 de enero de 2015

En la era de la educación digital, dales a tus hij@os las herramientas que necesitan para conquistar el mundo

Profesionales emprendedoras inician un edTech studio o centro de educación tecnológica que introduce a niñ@s a los elementos fundamentales de las Ciencias de la Computación y tecnología como la programación. A partir del 7 de Febrero niños y adolescentes de 11 a 14 años tendrán la oportunidad de asistir a diferentes talleres prácticos donde aprenderán a programar través una innovadora metodología basada en juegos, de la mano de expertos en el área de desarrollo de software.


Se imagina qué difícil sería desempeñar nuestras tareas cotidianas sin la ayuda de un celular, tablet o una computadora? Es más difícil aún imaginar que un niño sea capaz de crear sus propios juegos y programas en vez de sólo usarlos en el celular. Talvez se pregunte..un niño podría aprender sobre tecnología? La respuesta es sí, hoy en día esto es posible. Codemia nace en respuesta a esta necesidad.

¿Por qué aprender a programar tecnología a una temprana edad?

Los niños que aprenden a programar desde una temprana edad no sólo adquieren los conocimientos técnicos de la era digital, sino también desarrollan mayor capacidad de atención, más autonomía, perseverancia y una motivación por descubrir conceptos nuevos, lo que es de mucha utilidad en cualquier profesión.
Hoy en día sólo un 28% de la demanda de trabajos relacionados al área de las Ciencias de la Computación está siendo cubierta. Por este motivo necesitamos que nuestros niños aprendan a programar para poder cubrir esta demanda a futuro.

¿Qué iniciativas existen en el mundo para enseñar a programar a niñ@s?

A partir de Septiembre de 2014, en Inglaterra, la materia de Ciencias de la Computación fue incluida como parte de la curricula escolar. En Canadá, a partir de Octubre 2014, profesionales tecnológicos educan a niños canadienses, con el apoyo de una donación de $ 1.5 millones por parte de Google. En Estados Unidos Code.org logró que 16 estados incluyan Ciencias de la Computación en su curricula escolar.
Al mismo tiempo en el mundo existen varios Code Schools y Hacker Schools que ofrecen cursos y talleres para adolescentes.

¿Por qué aprender jugando?

El aprendizaje a través de juegos es el mejor camino para lograr que las generaciones más jóvenes se familiaricen con el mundo de la programación. Actualmente existen varias plataformas que han sido creadas con este objetivo y los resultados son sorprendentes.
En Codemia cada taller es elaborado utilizando los principios del aprendizaje basado en juegos y aprendizaje orientado a proyectos. Cada taller plantea una serie de retos o pequeños proyectos que estimulan la creatividad y la capacidad de resolución de problemas haciendo que aprender sea irresistible para los estudiantes. Al finalizar cada taller los estudiantes tendrán como resultado de su esfuerzo un proyecto que formará parte de su portafolio personal.

¿Dónde y cuándo se llevarán a cabo los talleres?

Los talleres tecnológicos de Codemia inician el Sábado, 7 de Febrero, en el Colegio La Salle (La Florida) y en el campus de la Universidad La Salle (Bolognia), en La Paz. Para saber los horarios y duración de cada taller visite los siguientes enlaces:
bit.ly/TallerCodeMonkey y bit.ly/TallerScratch).
-


--
Para mayor información sobre los talleres y/o para reservar su cupo, por favor llamar a 74051528 - 72254077. Escríba a: info@codemia.org o visíte la pagina de Codemia en Facebook: facebook.com/codemiabolivia.

domingo, 25 de enero de 2015

Mujeres emprendedoras de Bolivia están ‘On Line’



El Banco BISA lanzó un producto para que las emprendedoras de Bolivia puedan estar On Line, una línea de crédito dirigida a las mujeres que buscan comenzar una micro, pequeña o mediana empresa (mipyme) productiva.

On Line, que incluye los productos Pyme y Microcrédito Mujer, puede financiar gastos de operación en los sectores productivo, servicio y comercio; compras de materias primas y adquisición de mercadería, entre otros, dirigido a empresarias con un año o más de experiencia, que conocen bien su mercado y ofrecen productos y servicios de calidad, destacó

De acuerdo con información del banco, aproximadamente el 22% de sus clientes pyme y el 51% de sus clientes de microcrédito son mujeres, por lo que la institución financiera las considera como actoras “importantes del crecimiento económico del país y de la generación de empleo”, dijo el vicepresidente nacional de Negocios del BISA, Jorge Velasco.

Desempeño. Las microempresarias —que se inician generalmente en la informalidad— están vinculadas a los sectores de servicios, comercio, confección, cosméticos y cocina, entre otros, mientras que las emprendedoras de la pyme realizan actividades relacionadas con las manufactureras, textiles, comercio, servicios, comunicaciones y turismo, además de otros, precisó Velasco.

“El rol de la mujer emprendedora es importante en nuestro medio, no solo por la responsabilidad que implica tomar decisiones en el hogar, sino también por el papel fundamental que ella juega en la empresa, razón por la cual es importante fortalecer nuestro apoyo para este segmento”, sostuvo el ejecutivo.

Según los resultados de la investigación “Mujeres y Emprendimiento en Bolivia”, publicada por la UCB, el 37% de las mujeres del área urbana y periurbana del país tiene un emprendimiento, ya sea en la etapa inicial (27%) o un negocio establecido (10%).

Datos de la Asociación de Entidades Especializadas en Microfinanzas muestran que cerca del 60% de los microemprendimientos son del género femenino.

Con Pyme y Microcrédito Mujer, las emprendedoras pueden —una vez aprobado su crédito— efectuar desembolsos cuando lo requieran a través de e-Bisa (banca por internet), un servicio al que pueden acceder en el lugar donde se encuentren.

Las empresarias tendrán también asesoramiento permanente en servicios financieros y ventajas crediticias en cuentas, cajas de ahorro y operaciones de comercio exterior, informó el banco, que el año pasado alcanzó el puesto 17 en el ranking de Merco de las 100 empresas más responsables y con mejor gobierno corporativo de Bolivia.


Producen llajua en envases y la exportan al mercado español

La llajua ahora no sólo se elabora de forma tradicional en un batan de piedra. Hay empresas que la producen a escala y la envasan para comercializarla en el mercado local; incluso hay firmas que la exportan a España.
Hacer un negocio con un sabor propio y difundir un elemento "emblemático” de la comida boliviana, son las principales razones que motivaron a empresarios del país a producir este aditamento en grandes cantidades.
"Yacobs Llajwa”, que fabrica la compañía de alimentos Ravi, lleva 10 años en el mercado nacional. Mientras que "Llajua”, producto de B y R Foods, incursionó hace tres años en el comercio.
"Hemos buscado que el sabor sea muy tradicional, con un picante como lo hacía la abuelita. Buscamos que tenga un sabor natural y agradable que la misma gente lo recibe”, explica el encargado de marketing de B y R Foods, Miguel Belmonte.
Víctor Salazar, el gerente de Ravi, explica que la llajua es un producto muy tradicional, que en Cochabamba -lugar donde está su factoría- se consume mucho. "No hay comida si no hay llajua”, comenta. Su producto tiene presencia en los nueve departamentos del país.
Si bien la llajua de B & R Foods -con sede en Santa Cruz- se comercializa en los principales supermercados, mercados y tiendas de barrio del país, aún no llegó a los departamentos de Potosí ni Pando. Belmonte asegura que este año se incursionará en estas dos regiones.
El 2014 esta empresa vendió más de 15 mil unidades de sus dos variedades de llajua: una de tomates y locotos rojos, y otra de locotos verdes y cebolla. Este último producto se lo consume en el restaurant cruceño "La casa del camba”.
Rara es la mesa en la cual no existe un tazón o pocillo de llajua a la hora del almuerzo. En un encuentro internacional de chefs realizado en Bolivia el pasado año, los expertos coincidieron en que se trata de un sabor que "aporta” a las comidas.
"Cuando has comido mal en algún lugar dices: ‘qué rica estaba tu llajua’”, bromea al respecto "La Justa”, como se conoce a la chef Justa Canaviri.
Picante y exportación
B & R Foods planifica llegar este 2015 a los mercados de España y Estados Unidos. Esto se debe principalmente a que en estos dos países, según estudios realizados por esta empresa, se encuentra gran cantidad de bolivianos que están interesados en las llajuas.
"A veces cuando uno está lejos le da nostalgia de cosas tradicionales de su país. Tenemos contactos en Barcelona y en Madrid... también quieren llevar a Miami y a Virginia donde hay comunidades grandes”, cuenta Belmonte.
Este emprendedor considera que lo importante es que el producto salga al exterior y se dé a conocer. De igual criterio es el gerente de la empresa Ravi, quien asegura que la primera experiencia de exportación el 2014 "fue grata”.
Esta factoría exportó el año pasado más de 12 mil frascos de Jacobs Llajwa hacia España, según comenta Salazar. El gerente explica que este año se espera duplicar esas cifras.
"España es un mercado cautivo y la gente que se va allá extraña mucho el picante y si es de Bolivia consumen más, es por la nostalgia”, asevera Salazar.
La Justa cree que la idea de exportar sabores nacionales es una de las formas de dar a conocer al país en el contexto internacional. Además, considera que muchos boliviano que ya no están en el país recibirán de grata manera la llajua que solían comer en casa, pero esta vez en un envase y desde un supermercado.
"Estoy segura que afuera va a ser un producto muy requerido... cuando estamos fuera buscamos lo nuestro. Debemos sentirnos orgullosos de algo más”, comenta Canaviri.