MYPES, PYMES y EMPRENDEDORES EN BOLIVIA

jueves, 24 de abril de 2014

El Alto Alcaldía capacitará a empresarios

Para incentivar ideas de negocios y emprendimientos empresariales, la Alcaldía de El Alto dictará el primer módulo de orientación empresarial a cargo de varios expertos del rubro.

El director de Inversión Promoción al Emprendimiento Empresarial y Microempresarial, Calixto Chipana, dijo que esta capacitación se realizará dentro del programa denominado “Orientación en Formación Empresarial” que se efectuará hoy y mañana.

El evento comenzará desde las 14.00 horas en el Salón Magestic del Hotel Alexander, ubicado en la calle Jorge Carrasco de la zona 12 de Octubre.

La capacitación estará dirigida a todos los ciudadanos que encaren emprendimientos empresariales.

“Invitamos a todas las unidades de El Alto artesanos, micro, pequeñas y medianas empresas. Y la población que desea emprender o iniciar una idea de negocio productivo; a ser parte del ‘Programa Formación Empresarial Productiva’”, remarcó Chipana.

Este curso tiene el objetivo de generar en el sector productivo y en la población una cultura empresarial productiva; que promueva el fortalecimiento de su productividad, sostenibilidad y una alternativa para formar la unidad productiva y empleos.

Aumento salarial afectará a las Mipymes formales

Más de 4 mil Mipymes (Micro, medianas y pequeñas empresas) que están establecidas en el departamento de Santa Cruz, no estarían en posibilidades de cumplir con el incremento salarial, debido a que, según justifican, registrarían mínimas utilidades y el recientemente desembolso del segundo aguinaldo.

Susana Cadena, gerente general de la Cámara Departamental de la Pequeña Industria y Artesanía Santa Cruz (Cadepia), manifestó que este incremento salarial reciente acordado entre el Gobierno y la Central Obrera Boliviana (COB), traerá efectos negativos a las pequeñas unidades productivas, puesto que actualmente muchas de estas estarían registrando ganancias mínimas, conllevando a estas a optar por la informalidad de los contratos de trabajo.

“Las Mypimes generan entre 5 a 10 fuentes laborales mínimamente, pero con este incremento salarial del 10%, muchos optarán por diferentes políticas como la informalidad de los contratos a los trabajadores, subir los precios de sus productos o en casos extremos acudirán a los despidos”, manifestó Cadena.

Además, enfatizó que el Gobierno Nacional antes de acordar este incremento salarial debió convocar a los empresarios para trabajar este tema a través de mesas sectoriales.

Entretanto, Julio Alvarado resaltó que el incremento salarial del 20% al mínimo nacional tendrá impactos diferentes dependiendo de la formalidad de los sectores. Pero advirtió que en algunos casos la propuesta gubernamental que fue aceptada por los trabajadores obligará a las empresas a la informalidad, especialmente de aquellas unidades productivas pequeñas.

En torno al impacto en el sector público, no será de magnitud por la baja incidencia de los salarios en el PGN. El Gobierno ha reconocido que por cada punto porcentual del incremento representa $us 17 millones y en la magnitud del aumento el costo para el sector estatal será de $us 170 millones, lo que representa una cifra que no implica otras consideraciones, mantuvo el analista.

Por su parte, Wilfredo Rojo, presidente de la Cámara Departamental de Exportadores de Santa Cruz (Cadex), lamentó que el sector empresarial exportador no haya participado de manera activa del proceso de negociación del incremento salarial, ya que esta medida resta competitividad al sector que ya se encuentra disminuido por las políticas restrictivas a las exportaciones, los subsidios y cupos de mercado interno.

“El sector productivo exportador viene siendo golpeado continuamente; primero fueron los controles de precios, las restricciones y los permisos de exportación. Hoy son los incrementos salariales desproporcionados y sin tomar en cuenta a quienes generan los empleos. Calificó esta política como regresiva dado que limita la competitividad de los productos y servicios exportables”, expresó Rojo.

miércoles, 23 de abril de 2014

Conamype: El 80% de los productos son extranjeros

Más del 80% de los productos que se comercializan en el mercado interno son extranjeros y el 20% son bolivianos, lo que causa un perjuicio al sector productor del país, señaló el presidente de la Confederación Nacional de la Micro y Pequeña Empresa (CONAMYPE), Víctor Ramírez.
"Hay que recuperar el mercado interno para los productores, el mercado interno está invadido por productos extranjeros con más del 80%", dijo el dirigente.
Entre 2006 hasta el presente, el movimiento económico que genera la venta de ropa usada en el mercado interno se incrementó de $us 80 millones a $us 160 millones y el número de vendedores en este periodo ascendió de 30 mil a 250 mil, señaló el mes anterior el presidente de la CONAMYPE.
Ramírez mencionó que para recuperar el 50% del mercado se requiere de una política seria del Gobierno sobre todo en el tema del contrabando. ANF

Gente con discapacidad mueve emprendimientos

En Chuquisaca ya son cuatro las panaderías industriales operadas por personas con discapacidad y muy pronto más gente se beneficiará con emprendimientos en otros rubros.
La primera panadería empezó a funcionar el 2011 en Camargo, con el respaldo de la Gobernación a través del Comité Departamental de la Persona con Discapacidad (CODEPEDIS) que entregó la maquinaria de producción.
Posteriormente se inauguraron similares unidades de negocio en Monteagudo, El Villar y Sopachuy, bajo la administración compartida entre las asociaciones de personas con discapacidad y las alcaldías que coadyuvan con infraestructura e insumos hasta que sean autosostenibles.
Estos emprendimientos productivos demandaron una inversión aproximada de Bs 790 mil, que fueron puestos financiados por el Gobierno Departamental de Chuquisaca.
La panadería de Camargo es la más equipada, pues cuenta con una divisora de masa, una sobadora, una amasadora, una cortadora y un horno industrial, lo que le permite producir no solamente pan sino queques y panetones navideños. Tiene cinco empleados de planta.
Cada panadería cuenta entre dos y cinco empleados de planta, con la posibilidad de aumentar de acuerdo con el crecimiento que pueda tener el emprendimiento.


ZAPATERÍAS
El próximo paso que se dará y muy pronto, de acuerdo con las expectativas del presidente del CODEPEDIS, Santiago Vedia, será la implementación de zapaterías en 20 municipios de Chuquisaca.
Este emprendimiento surge a raíz de un diagnóstico elaborado en varias localidades, donde se evidenció la carencia de esta ocupación.
Las máquinas y los demás instrumentos de trabajo serán adquiridos por la Gobernación y el Fondo Nacional de Solidaridad dependiente de la Presidencia del Estado, instancias que invertirán Bs 45.000 lo que además cubre la capacitación.
Lo único que resta es la firma de un convenio con la Asociación de Municipalidades de Chuquisaca (AMDECH), que debe coadyuvar en la creación de unidades productivas dirigidas a atender las distintas necesidades de las personas con discapacidad.
“Estas unidades trabajarían en políticas de proyectos productivos”, destacó Vedia al anunciar que el convenio será suscrito en próximos días y las máquinas de zapatería entregadas a los beneficiarios en mayo próximo.

Camargo, un ejemplo

Camargo es uno de los municipios que más fuentes de empleo genera para las personas con discapacidad. Además de una panadería industrial también cuenta con un taller textil a cargo de cinco operarios.

martes, 22 de abril de 2014

Manuel Laredo - Gerente de la empresa Mamut


Un producto hecho en Bolivia y por ingenieros bolivianos como son las baldosas amortiguantes está en búsqueda de distribuidores tanto en Santa Cruz como en el país entero, indicó Manuel Laredo, gerente general de Mamut, empresa que fabrica dichos pisos ecológicos y que para su inicio ha invertido aproximadamente $us 200.000.

¿De qué se trata, las baldosas que fabrica la empresa Mamut?
M.L.: Las baldosas amortiguantes Mamut son una solución a falta de un material amortiguante, innocuo, resistente a la intemperie para dar seguridad a áreas de juegos para niños, gimnasios, piscinas, fábricas y todo lugar que la imaginación permita. Por otro lado, es un material de construcción que se fabrica con Know How Boliviano y utiliza como principal materia prima, el reciclado de neumáticos.

¿Cómo surge la idea para hacer baldosas?
M.L.: Surge como un hobby. Ronald Gonzales me indicó que quería hacer su tesis de la carrera de ingeniería industrial y yo le propuse hacer un proyecto que sea sostenible, innovador y que dé calidad de vida a los usuarios. Así nació Mamut.

¿Cuesta iniciar un emprendimiento?
M.L.: Sí, bajo la premisa que todo cuesta en la vida te podría decir que cuesta exactamente lo que debe costar. Es verdad que en otro países, el ecosistema de innovación y emprendimiento está más desarrollado y genera mejores oportunidades, pero Bolivia es un lugar con muchísimas oportunidades. Es importante mencionar que para desarrollar un emprendimiento existe el mito de que no se puede, porque no tengo el dinero. El dinero es un componente del éxito del proyecto en el que se incluye esfuerzo, perseverancia y confianza en uno mismo.

Nosotros hemos trabajado sobre la plataforma del concurso Innova Bolivia y eso nos permitió que el Banco Bisa nos financie el proyecto solamente con la idea de negocio.

¿ Cuánto cuesta el metro cuadrado de baldosas?
M.L.: Desde $us 32 el metro cuadrado. Eso es un 15% más barato que el precio internacional y más barato que sus posibles sustitutos.

¿Cuáles son las ventajas de tener un piso o paredes con baldosas?
M.L.: Seguridad. Esa es la principal propuesta de valor del producto. Ahora existe en Bolivia un producto en el que tus hijos, tú y tus animales se caen y no se hacen nada. Un producto que es boliviano, porque está fabricado por ingenieros bolivianos, además hecho con el reciclado de neumático que es un desecho difícil de reciclar. En resumen es: reciclaje + tecnología = seguridad Mamut.

¿Necesitan mantenimiento?
M.L.: Las baldosas amortiguantes tienen 2 cm de espesor y tienen una excelente resistencia a la abrasión por lo que es un material de alto tráfico. Tiene un tiempo de vida de 10 años y una garantía de uno. Es de fácil limpieza ya que no absorbe el agua.

¿Porqué cree que un banco confió en su proyecto y lo financió?
M.L.: Las baldosas amortiguantes Mamut no son solo pisos, porque Mamut es una empresa constituida legalmente bajo el concepto de Protocolo Familiar y Gobierno Corporativo. El manejo de estas metodologías, junto con el trabajo de desarrollo del plan de negocio, bajo la plataforma de aceleración del concurso Innova Bolivia ha dado la confianza necesaria para hacer atractivo a un posible inversor. El banco Bisa al analizar nuestro plan de negocio y ver la seriedad de nuestra empresa, nos prestó el dinero solamente con la idea de negocio que es algo que no existe en Bolivia.

¿Cuál producto es su mayor competencia?
M.L.: No existe en Bolivia un producto que tenga todas las propiedades de las baldosas amortiguantes Mamut y que sean: innocuo, amortiguante, drenante, resistente a la intemperie y de material reciclado.

La goma eva y el pasto sintético pueden ser productos sustitutos, pero no tienen todas la propiedades y son más caros.

¿Hace qué tiempo que están en el mercado?
M.L.: Hemos comenzado en marzo de este año y por suerte ya hemos solucionado, el problema de seguridad en varios lugares como el Country Club Cochabamba, área de juego de la franquicia internacional KFC en Santa Cruz, en Fanexa (fábrica de explosivos) y diferentes kinders y gimnasios.

¿Cuáles son sus metas?
M.L.: Para finales de este año estamos pensando exportar el producto al Sur del Perú, Norte de Chile , Norte de Argentina y Paraguay.

Como inicia la historia de las novedosas baldosas

El proyecto fue desarrollado por dos jóvenes ingenieros industriales, Manuel Laredo y Ronald Gonzales, quienes obtuvieron el primer lugar en la categoría “Ideas o proyectos innovadores en soluciones para la construcción y vivienda” del concurso Innova Bolivia 2012-2013.

Actualmente, Manuel es el gerente general; Ronald, gerente de producción y Antonio Laredo, el encargado del negocio. Ellos venden el producto, lo instalan y asesoran, si el cliente quiere instalarlo por su cuenta. "Nuestro producto cuenta con servicio posventa en el momento de la instalación y un año de garantía", indicó Manuel que para ponerse en contacto entra a: eminlaga.com/mamut/contacto.html

'Nos han prestado el dinero solamente con la idea de negocio que es algo que no existe en Bolivia'.

Manuel Laredo - Gerente de la empresa Mamut 'El dinero solo es un componente del proyecto'

Un producto hecho en Bolivia y por ingenieros bolivianos como son las baldosas amortiguantes está en búsqueda de distribuidores tanto en Santa Cruz como en el país entero, indicó Manuel Laredo, gerente general de Mamut, empresa que fabrica dichos pisos ecológicos y que para su inicio ha invertido aproximadamente $us 200.000.

¿De qué se trata, las baldosas que fabrica la empresa Mamut?
M.L.: Las baldosas amortiguantes Mamut son una solución a falta de un material amortiguante, innocuo, resistente a la intemperie para dar seguridad a áreas de juegos para niños, gimnasios, piscinas, fábricas y todo lugar que la imaginación permita. Por otro lado, es un material de construcción que se fabrica con Know How Boliviano y utiliza como principal materia prima, el reciclado de neumáticos.

¿Cómo surge la idea para hacer baldosas?
M.L.: Surge como un hobby. Ronald Gonzales me indicó que quería hacer su tesis de la carrera de ingeniería industrial y yo le propuse hacer un proyecto que sea sostenible, innovador y que dé calidad de vida a los usuarios. Así nació Mamut.

¿Cuesta iniciar un emprendimiento?
M.L.: Sí, bajo la premisa que todo cuesta en la vida te podría decir que cuesta exactamente lo que debe costar. Es verdad que en otro países, el ecosistema de innovación y emprendimiento está más desarrollado y genera mejores oportunidades, pero Bolivia es un lugar con muchísimas oportunidades. Es importante mencionar que para desarrollar un emprendimiento existe el mito de que no se puede, porque no tengo el dinero. El dinero es un componente del éxito del proyecto en el que se incluye esfuerzo, perseverancia y confianza en uno mismo.

Nosotros hemos trabajado sobre la plataforma del concurso Innova Bolivia y eso nos permitió que el Banco Bisa nos financie el proyecto solamente con la idea de negocio.

¿ Cuánto cuesta el metro cuadrado de baldosas?
M.L.: Desde $us 32 el metro cuadrado. Eso es un 15% más barato que el precio internacional y más barato que sus posibles sustitutos.

¿Cuáles son las ventajas de tener un piso o paredes con baldosas?
M.L.: Seguridad. Esa es la principal propuesta de valor del producto. Ahora existe en Bolivia un producto en el que tus hijos, tú y tus animales se caen y no se hacen nada. Un producto que es boliviano, porque está fabricado por ingenieros bolivianos, además hecho con el reciclado de neumático que es un desecho difícil de reciclar. En resumen es: reciclaje + tecnología = seguridad Mamut.

¿Necesitan mantenimiento?
M.L.: Las baldosas amortiguantes tienen 2 cm de espesor y tienen una excelente resistencia a la abrasión por lo que es un material de alto tráfico. Tiene un tiempo de vida de 10 años y una garantía de uno. Es de fácil limpieza ya que no absorbe el agua.

¿Porqué cree que un banco confió en su proyecto y lo financió?
M.L.: Las baldosas amortiguantes Mamut no son solo pisos, porque Mamut es una empresa constituida legalmente bajo el concepto de Protocolo Familiar y Gobierno Corporativo. El manejo de estas metodologías, junto con el trabajo de desarrollo del plan de negocio, bajo la plataforma de aceleración del concurso Innova Bolivia ha dado la confianza necesaria para hacer atractivo a un posible inversor. El banco Bisa al analizar nuestro plan de negocio y ver la seriedad de nuestra empresa, nos prestó el dinero solamente con la idea de negocio que es algo que no existe en Bolivia.

¿Cuál producto es su mayor competencia?
M.L.: No existe en Bolivia un producto que tenga todas las propiedades de las baldosas amortiguantes Mamut y que sean: innocuo, amortiguante, drenante, resistente a la intemperie y de material reciclado.

La goma eva y el pasto sintético pueden ser productos sustitutos, pero no tienen todas la propiedades y son más caros.

¿Hace qué tiempo que están en el mercado?
M.L.: Hemos comenzado en marzo de este año y por suerte ya hemos solucionado, el problema de seguridad en varios lugares como el Country Club Cochabamba, área de juego de la franquicia internacional KFC en Santa Cruz, en Fanexa (fábrica de explosivos) y diferentes kinders y gimnasios.

¿Cuáles son sus metas?
M.L.: Para finales de este año estamos pensando exportar el producto al Sur del Perú, Norte de Chile , Norte de Argentina y Paraguay.

Como inicia la historia de las novedosas baldosas

El proyecto fue desarrollado por dos jóvenes ingenieros industriales, Manuel Laredo y Ronald Gonzales, quienes obtuvieron el primer lugar en la categoría “Ideas o proyectos innovadores en soluciones para la construcción y vivienda” del concurso Innova Bolivia 2012-2013.

Actualmente, Manuel es el gerente general; Ronald, gerente de producción y Antonio Laredo, el encargado del negocio. Ellos venden el producto, lo instalan y asesoran, si el cliente quiere instalarlo por su cuenta. "Nuestro producto cuenta con servicio posventa en el momento de la instalación y un año de garantía", indicó Manuel que para ponerse en contacto entra a: eminlaga.com/mamut/contacto.html

'Nos han prestado el dinero solamente con la idea de negocio que es algo que no existe en Bolivia'
.

Los productos Mamut comienzan su gira nacional Del caucho en desuso a las baldosas

La cocina, el horno, el uslero y la fuerza de su mamá fueron las principales herramientas y maquinarias que dieron vida al primer prototipo de baldosas amortiguantes de caucho de Manuel Laredo, un ingeniero industrial cochabambino que sueña en grande.
Luce la polera de Mamut, su empresa, y en medio de su gira de presentación, cuenta a Inversión la historia de un producto que, al verlo, incita a imaginar rápidamente el uso que puede darle a las baldosas. "Cada vez que hablo con alguien sobre el producto me dice una nueva idea del beneficio que podrían tener mis baldosas”, destaca orgulloso.
Con un tamaño de 50 centímetros cuadrados y un grosor de casi cuatro centímetros, las losas de caucho reciclado de Mamut son amortiguantes, antideslizantes, durables, antifatiga, resistentes a la intemperie, aislantes térmicos y acústicos, impermeables, no inflamables y de fácil limpieza e instalación.
La chispa
Todo empezó en octubre de 2008, cuando Laredo regresó de terminar una maestría en Polímeros, en la Universidad de Barcelona, España, y un estudiante de su misma carrera, Ronald Gonzáles, lo busco para que lo ayude en realizar su tesis, relacionada con procesos de reciclado de caucho.
Entonces, puso en práctica todo lo que había aprendido en España, donde además tuvo la oportunidad de trabajar en la fábrica Marcopolo, y comenzó a diseñar junto a Ronald –en forma teórica- la fórmula para las losas de caucho reciclado.
Y en esas andaban cuando, por Facebook Manuel se informó del concurso 2012-3013 de INNOVA Bolivia y emprendió aquel camino hacia el primer premio, el cual ganó en julio del año pasado.
"En el concurso nos pedían un prototipo y entonces tuvimos que usar la cocina de mi mamá para mostrar que nuestra teoría sí funcionaba”, narra y recuerda la labor en aquella cocina.
"Lo que ganamos en el concurso lo invertimos en constituirnos como empresa”, cuenta. Su hermano Antonio –abogado corporativo- definió la necesidad de establecer reglas claras desde el principio; Manuel y Ronald habían logrado una gran creación y había que registrarla.
Reto: el dinero
Vencer todas las etapas del concurso ayudó a que en el proceso elaboren un plan de negocios que reflejaba la factibilidad, sostenibilidad y viabilidad para su creación. Esto facilitó que obtengan apoyo financiero del Banco Bisa, a través del Grupo Maya y de INNOVA Bolivia.
Pero, el innovador enfatiza que "el dinero es un componente de la gestión y el esfuerzo. Puedes lograr todo con gestión y esfuerzo y sin dinero, pero no logras nada sin esfuerzo y sin gestión, aunque tengas dinero”.
Con ese ímpetu, cuatro meses después de ganar el concurso lograron un crédito de 50.000 dólares a los que sumaron su contraparte para instalar su planta.
La fábrica
Con una inversión aproximada de 170.000 dólares, en una superficie de 100 metros cuadrados, Laredo y Gonzáles construyeron la primera fábrica Mamut de baldosas amortiguantes, que tiene la capacidad de producir al menos 8.000 metros cuadrados de losas en un año trabajando en un solo turno; si se quiere aumentar la producción sólo se debe sumar turnos.
Las pruebas con la maquinaria, importada de China fueron otro desafío. Manuel cuenta como anécdota que él elaboró las fórmulas, pero las pruebas –incesantes por un buen tiempo- estuvieron a cargo de su compañero. "Ronald dijo que logró el resultado que buscábamos llorando”, comenta Manuel.
Con cada llanta de 36 pulgadas, la empresa Mamut es capaz de fabricar al menos 20 metros cuadrados de baldosas. Con ellas ya cubrieron, entre otras instalaciones, los pisos de los establos del Country Club de Cochabamba y dieron una solución efectiva al desgaste de las patas delos équidos, que ahora descansan sobre suaves pisos.
El trabajo de esta naciente empresa ya dio trabajo a 15 persona.
El mercado
Si se compara las baldosas de Mamut y otros similares producidos en el exterior, el precio resulta 15 % menor y tiene mayores beneficios de otros amortiguantes o materiales para piso como la goma eva, la goma, la cerámica o la madera.

Laredo encontró que la demanda potencia sólo de Cochabamba para sus baldosas es de 49.000 metros cuadrados; la suma se quintuplica al hablar del mercado nacional.

Aplicaciones y servicio completo
Know how las empresas son dueñas de las formulas de sus productos, por tanto Manuel creó su propia receta.
Servicio La empresa Mamut funciona con plena seriedad. Otorga facturas, un año de garantía por la compra de sus baldosas y servicio post venta durante un año.
Aplicación Puede ser utilizada en parques, campos deportivos, gimnasios, establos, patios y piscinas y más.

20
metros cuadrados

De baldosas de caucho pueden ser fabricados con una llanta en 36 pulgadas en desuso.